martes, 12 de julio de 2016

*PUDOR ALEGRE.

En aquella gran cocina comedor,
cuando el sol se escondió
entre las pesadas cortinas
y el mate dejaba
su tercera pava casi vacía,
tu cuerpo se entregó a sus brazos
y, a pocos metros, entre sábanas
llegó la noche inesperada,
mientras, de lejos,
la música acompañó el deseo
y la luna los esperó hasta la despedida
cuidando el silencio de la noche,
entre curiosas estrellas
y nubes blancas de pudor y alegría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."