jueves, 12 de noviembre de 2015

*EN SILENCIO.

La fábula terminó en silencio,
sin punto final ni moraleja oculta.
Entre renglones de rompecabezas,
y entre secas ramas
de inútiles recuerdos,
la niña partió sin rumbo
dejando mentiras tras sus paso,
promesas en sus palabras
y huecos de sin razón,
en un tiempo perdido,
sin color, ni ton ni son,
pero... al divino botón
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."