sábado, 3 de octubre de 2015

*SIN VOS.

Los minutos no pasan
y las horas adormecen sobre
el lento segundero.
El transcurso del día
se hace interminable y gris.
Es el último del fin de semana,
también el primero.
La mañana soleada acompañó
una luminosa tarde de paseo.
Después, el regreso cargado de coches
por la monótona autopista.
Y yo, vagando...
buscándote una y otra vez,
para poder compartir
el hermoso y peor
día de la semana:
el domingo sin vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."