sábado, 5 de agosto de 2017

RIOBA.

Un sábado más se diluye
en el almanaque, el barrio
silencia la tarde y solo
el tren sacude las almas
al sol tenue que lentamente
se retira de las calles,
cotorras, jilgueros, gorriones
y a lo lejos viejos fantasmas
comienzan a inundar la calle,
donde años atrás
las pelotas y las bicicletas
corrían hasta la luna,
todo cambió, menos las estrellas
que aún me acompañan con la luna
sobre un barrio que conozco
pero ya él no me reconoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."