jueves, 6 de julio de 2017

*POSTRE FINAL.

Entre aromas envolventes
y esos ruidos conocidos,
la cocina revive cuando estás en ella.
Inconfundible, mi olfato te reconoce,
sabe de tu presencia     
mucho antes de mirarte.
Entonces los sentidos se estimulan

antes de ver tu acaramelados ojos,
girando de aquí para allá,
entre ollas y sartenes.

Después la cena... y ese vino
que solo en tus labios
sabe a miel de uvas,
mientras la fiesta
continúa hasta el postre, el café...
y el encuentro esperado desde anoche,
donde juntos nos fundimos en uno
y, al ritmo de las emociones,
lloramos la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."