viernes, 28 de julio de 2017

*MADRUGADA.

Cuando las estrellas
bañan tu cuerpo
de sales nocturnas
pasada la medianoche,
la luna sonríe
detrás del viejo
espigón adentrado
al mar sin prisa,
arena fina sobrevuela
bajo el límpido cielo,
y vos. . .
giras una y otra vez
en mi mente
desvistiendo la noche,
en el laberinto
de las arrinconadas
neuronas del amor,
razón por la cual
te escribo en madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."