jueves, 1 de junio de 2017

SUEÑO DE UNA NOCHE DE REYES.

Aquel sensual vestido corto, verde agua, sin breteles, ajustado. Aquel sensual vestido iluminó la noche. Las estrellas estaban más cerca que nunca, nuestras manos se estiraron, bromeando para agarrarlas unas a otras, y la luna llena, sobre el verde campo nos acompañó en aquella hermosa noche, ya inolvidable.
Él se desparramó debajo de la cama, el día agotador se sentía en su profunda respiración que mantuvo a ritmo toda la noche sin darse cuenta de nada de lo sucedido centímetros arriba de su cabeza.
Arriba, el hermoso resplandor de tu sola presencia, iluminó la noche de la oscura habitación por donde, se desdibuja su silueta entre las rendijas de la cortina que nos dividía del afuera.
Aquella noche, como si fuera una espiga de trigo dorada y esplendorosa, tu cuerpo se deslizó entre mis brazos marcando tu presencia y acentuando una vez más su "sí, aquí estoy,aquí. Soy yo".
Por un largo rato nos fundimos el uno con el otro; nos entregamos sin tabúes ni prejuicios y volvimos a recrear un nuevo estallido para nuestra sutil y reciente historia la cual iremos consensuando sin presura , momento tras momento, cuando a solas, vivimos un mundo que no es el mismo que día tras día compartimos con ustedes, es el nuestro que recreamos solos, entre ella y yo en cada encuentro.
Pasó el tiempo,volvimos a Buenos Aires y la rutina nos devoró, el recuerdo de los días de campo quedaron arrumbados en el baúl de las lindas nostalgias y los momentos inolvidables, la luna nos espera en un próximo encuentro y las estrellas bailan esperándonos, cuando el destino decida y los duende acompañen nuestros sueños,están dadas las condiciones para volver a soñar en la paz de la pampa argentina a metros de la luna, abrazados sin pudor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."