sábado, 1 de abril de 2017

*NUESTRAS.

Mis arrugas, tus arrugas,
son las huellas de un pasado
que no queda en el olvido.
Nuestras arrugas
para bien de lo vivido
son pan comido.
Las arrugas
son el inevitable envejecer
y la belleza de un atardecer.
Las arrugas,
para ese inmaduro deseo
de idolatrar la juventud,
no poseen valor ni virtud
es simplemente
nuestra vida en rasgos,
nuestra experiencia en trazos
nuestros días y con ellos, ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."