martes, 18 de octubre de 2016

*ABRIL.

Se llevó el perfume,
las estrellas y el cielo
de colores varios,
una noche de abril
junto al lago cordobés
y el sendero sinuoso
de los montes misioneros.
Se fue
dejando escamas
en el viejo y cansado
corazón partido
por la obtusa memoria
de agudos recuerdos
impostergables por el tiempo
del viejo reloj de arena
que gira y gira en la alacena
sobre el eje de la consecuencia
y el andar de la sabiduría
que solo el tiempo
lleva cargado en sus espaldas
y yo en mi corazón,
desde aquella noche de abril
cuando se fue . . .
comenzando mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."