lunes, 31 de octubre de 2016

*GUITARRA EN DO.

Tras la sierras,
donde el sol penetra
las rocas y los ríos
corren con tu nombre,
la luna baila al compás
de una zamba olvidada,
los grillos saben
de viejas tonadas
y el viento trae
rompiendo el silencio
tu nombre en azul,
mientras el viejo zorzal
canta acompañando
las cuerdas de la vieja
guitarra que te nombra
con solo tomarla
del diapasón
y apoyarla entre
mis piernas.

jueves, 27 de octubre de 2016

*EN VOS.

Está en tus ojos,
y palpita en tu accionar
dulce mariposa
de la bella mañana;
está en tus manos
y suena en el decir
de tus bellos actos,
está simplemente en vos,
en todo tu cuerpo y alma,
el amor, la comprensión
y en medio de todo,
la sombras
del pasado más feliz
que recuerdan de mí
lo que fui contigo,
antes de perderme...
para siempre.

*RECORDANDO.

Sombras de manos,
caramelos de papel,
el colorido barrilete
y el sol de la tarde
sobre las veredas.
el rioba, la mancha, la escondida,
el picado en la esquina
y la rayuela en la mitad de cuadra;
con payana, y sin celular,
sabíamos más que hoy.
Las rejas estaban en las cárceles,
mientras nosotros
remontábamos el día
intercambiando figuritas
para llenar el álbum;
cuando el sol se escapaba
con la primera escondida
y con la última mancha del día.
nos dejaba el "chau" cansados
hasta la almohada de sueños
antes de leer
el último cuento y cerrar el día.



miércoles, 26 de octubre de 2016

*INCONTROLABLES.

Escurres entre mis manos
tu cuerpo de primavera,
salpicando flores azules
entre mis poros abiertos
y tu piel se desliza
húmeda y feliz rozando la vida
en el encuentro jugoso
de una noche más,
donde solo la llama
de la vela arrinconada
dará fin al plausivo encanto
de fundirnos una y otra vez
a través del tiempo, el amor
y nuestros deseos incontrolables.

*AMOR.

Vicio de besos,
caricias, abrazos
y tiempo compartido.
Vicio en ternura
en lágrimas de alegrías
y momentos de tristeza.
Vicio, amor...
y vos entre mis brazos
en el tiempo de ese vicio
del amor que nos unió,
nos une y nos unirá
hoy y siempre,
hasta el minuto final
de nuestra despedida
en el amorío sutil
de compartir
en el silencio secreto
nuestra maravillosa y oculta
doble vida.

martes, 25 de octubre de 2016

*SABES.

Tú sabes a ternura
hasta en esas necias
palabras agudas,
fuertes, disonantes.
Sabes a dulzura
en el solo sonreír
y en el encanto
de tu dulce decir
sabes a la loca dualidad
de confundirme siempre
en cada palabra,
y en tus acciones discordantes,
¿sabes? me has cansado y,
de tanto intentar conocerte
me he perdido yo,
y hoy, solo quiero encontrarme.

*PLAZA.

Me llevo
la alegría de tus ojos,
el sol de tus labios
y la espuma luminosa
de esa bella sonrisa
que corona tu rostro;
me llevo el aroma
de tu piel desnuda
en las alegres mañanas
y el color
de tu cabello azabache,
brillante, mojado y lacio;
me llevo todo de ti,
pues de mí, no quedó nada,
todo te lo he dado
desde aquel día,
donde juntos, frente al parque,
decidimos caminar la vida
sin separarnos.

lunes, 24 de octubre de 2016

*RECUERDOS.

Sueños de adolescentes y,
entre viejos recortes,
guardado tu nombre.
Letras de viejas revistas,
fotos amarillas
y escuetos relatos
que te mencionan...
una y otra vez.
Aquellas cartas
que iban y venían,
los acordes de mi primer saxo

y, en medio de viejos
recuerdos de ticket
y folletos de antiguos recitales,
tu foto entre letras de Litto
canciones del Carpo,
y ese sabor amargo
que se fue con los años
y recrea en la memoria
tu nombre azul,
entre largos cabellos,
colores y humo
en la plaza Francia
donde, por primera vez,
nos dijimos el adiós,
que nunca nos creímos,
y hoy recordamos a distancia,
solitarios y entre lágrimas.

viernes, 21 de octubre de 2016

*¿CUERDAS?

Entre mis dedos
las cuerdas suspiran
tu nombre en do,
la acústica palpita
descansando sobre mis piernas y . . .
te acaricio sostenida
al ritmo del latido
de tu inmenso corazón,
mujer canción de mis desvelos,
poesía de mis canciones
y compañera
de las desventuras que aún
no logramos conseguir
pues el diapasón del tiempo
impide el encuentro
entre las cuerdas de los días,
pero nos espera
en el pentagrama de la vida
antes de la nota final.

*COMO AYER.

El aroma de la vida,
lo salado de tu piel,
la belleza, el color
tu mirada y esas pupilas
mojadas de luna llena:
Todo concluye y comienza
en el solo encuentro
que algún día lograremos,
cuando dejemos el teléfono
apagado por un día
y comencemos a mirarnos,
a escuchar y sentir...
personalmente.

jueves, 20 de octubre de 2016

*COMPARTIDA SOLEDAD.

En la rayuela de la vida,
los días cambian de color,
tus sentimientos brotan
y se esconden
en lágrimas azules,
mis caricias recogen
la tristeza de tus días
en palabras desordenadas
buscando el verso
que nos encuentre
en la última poesía
donde juntos penetraremos
el mundo de las fantasías
abrazados por la mañana
cuando escribiendo
la mejor poesía de la vida
el sol nos guiñe
el camino juntos
a la luna que a diario
compartimos en soledad.

*VOS.

Dentro del laberinto
la noche espía los movimientos,
la luna guía pasos inseguros
y las estrellas custodian
tu andar a tientas.
Solo yo te espero
en el  final del recorrido,
solo vos decidís
salir a encontrarme o...
seguir girando sin rumbo la vida.

martes, 18 de octubre de 2016

*ABRIL.

Se llevó el perfume,
las estrellas y el cielo
de colores varios,
una noche de abril
junto al lago cordobés
y el sendero sinuoso
de los montes misioneros.
Se fue
dejando escamas
en el viejo y cansado
corazón partido
por la obtusa memoria
de agudos recuerdos
impostergables por el tiempo
del viejo reloj de arena
que gira y gira en la alacena
sobre el eje de la consecuencia
y el andar de la sabiduría
que solo el tiempo
lleva cargado en sus espaldas
y yo en mi corazón,
desde aquella noche de abril
cuando se fue . . .
comenzando mayo.

*LA MATÍAS.

Cargando valijas
de viejos momentos
te encontré sentada
en la vieja estación.
Parecías el viejo Matías,
acurrucada y fría
debajo del triste
y antiguo farol,
Saavedra te acuna
en viejos andenes,
la luna acurruca
la noche en tu piel.
Mujer de las calles verdes
de mi barrio,
vuelve a ver el día
que el sol te llevó.
Ven, dame la mano, que
por la avenida
corre aún la vida,
vamos hacia el sol.

viernes, 14 de octubre de 2016

*PRONTO.

Pronto quedaré
encerrado en el laberinto
donde solo vocales y consonantes
hicieron de mí
el falso escritor
de burdas poesías,
en busca de la fantasiosa
odisea de encontrarte
en algún rincón
de Buenos Aires.
Tras el rock
que nunca terminé,
el tango inconcluso
y la novela que aún descansa,
esperando su final
en el último cajón
del viejo escritorio,
mientras aquí encerrado,
buscaré el último verso
del adiós
y de la despedida.

                

*COMPARTIDO.

Los corazones perdieron
su ritmo normal,
acelerándose en cada beso
en cada abrazo y
en las múltiples caricias;
en la noche de tormenta
fueron estallando
en volcanes de seducción,
dejando atrás
minutos de nervios
y las fantasías
de aquel primer encuentro
se hicieron realidad,
con el solo propósito
del libre conocimiento
de cuerpos y almas,
bajo la noche
donde solo ellos,
los truenos, los relámpagos
y la excitación,
llegaron al éxtasis final
del entendimiento,
y despuntar al cielo
libre de nubes
el alba del primer domingo
compartido.

sábado, 8 de octubre de 2016

*VELAS.

Las hojas sacudieron el sol
entre tintas de viejos colores;
la brisa trajo el aroma
y te posaste en los renglones.
Así comenzó la historia
con tu rostro en la memoria
entre sueltas palabras
y perdidas oraciones
te descubrí en la noche,
mientras de lejos las olas
y las pequeñas llamas
de las velas sobre la mesa,
nos iluminó la vida
por algunas inolvidables
horas de placer, amor y odio.

*NOCHE AGUDA.

Entre profundos suspiros
lágrimas y desvelos,
recuerdas la tarde azul
del adiós, mirando fijamente
el simpático retrato
que entre tus manos
acaricias, desplomada,
en el viejo sillón del rincón,
una y otra vez
y una tarde más de invierno
que pasa y, entre tus dedos,
se va la vida.
Corazón roto,
lágrimas perdidas
y, de fondo,
aquel clásico bolero.
Nostalgias, tango y suspiros...
Se va la vida,
suéltala, te esperan
y mariposas volarán con vos
la dulce primavera
cuando el sol
comience el día,
entre azules y naranjas
colores olvidados.

viernes, 7 de octubre de 2016

*JUNTOS.

Entre el sol, la arena
y esa esbelta juventud,
sonríes inquieta en la noche,
parpadeas la luna
y bañas tu cuerpo de estrellas
entre  mis brazos,
jugosos del amanecer
compinches del éxtasis,
solo vos, el viento,
las estrellas y la luna
entre carcajadas festejan
el primer beso
sobre las ramas del amor,
entre sábanas inolvidables
de tu perfume en el cuerpo
del primer estallido,
juntos al amanecer.

jueves, 6 de octubre de 2016

*AHÍ.

Entre las arenas más finas,
las tormentas más fuertes
y los deshielos profundos,
late su corazón sensible,
sus manos creadoras
y su solo andar
implica vida a cada paso,
bella entre las diferencias
esbelta en decisiones
y compañera de vida,
solo vos, solo ellas,
solo todas ustedes . . .
donde no alcanzan las palabras
ni llegan las metáforas,
donde sobran las poesías
y no crecen las fantasías,
solo ahí, siempre están
ustedes, las Mujeres.

*VEINTIDÓS CINCUENTA.

Sacudir el sol
despojando nubes,
revoloteando la frescura
del viento en la primavera,
y surcar los caminos
hasta llegar a vos,
entre telarañas de palabras
caricias en prosa y mimos
en versos acompasados:
Sacudir el sol
recogiendo estrellas
solo para y por ti,
en el inmenso mar de besos
donde solo nosotros
nos encontramos
después de la tormenta del día
para el abrazo,
antes de las veintitrés.
.

miércoles, 5 de octubre de 2016

*PARQUE GRIS.

Se fue serpenteando
entre las nubes
de espesa hojarasca,
la tarde de otoño
sobre el seco parque
gris de la nostalgia,
y en la lejanía
de los corazones abandonados
se ubicó a esperar
el paso débil, cansado y febril
del ultimo día de sol
sobre la mullida
manta del cielo
que abrigaba mi corazón,
cansado de heridas
que jamás pude cicatrizar
en la triste espera
del porqué de las cosas
simples de la vida,

martes, 4 de octubre de 2016

*COMPINCHE SOLEDAD.

Bailabas entre los versos
y las notas del pentagrama,
mientras lentamente
describías en silencio el alma
que cubría tu esbelto y fino
cuerpo de mariposa
fugaz y colorida,
solo una luz
acompañaba la escena
y el suspiro entrelazado
de mínimos
y absortos pensamientos,
hasta el momento cúlmine
del razonamiento heroico,
de la despedida.
Luego el champán, el cigarrillo
y otra hoja en blanco
hasta despuntar el alba
en aquella ventana,
compinche y solitaria
soledad mía.

*SEIS Y DIEZ.

Barro de las sombras entretejidas
debajo de la fina hojarasca,
primavera encarcelada
y corazones rotos...
en medio del asfalto cruel
del barrio chino.
Vos, el alma del fuelle
detrás del dragón y,
a lo lejos, la barranca
que despide el último tren
hacia el olvido,
detrás del viento.
Tu voz y las lágrimas escapan
rompiendo el universo
de las neuronas compartidas
en la sucia madrugada
y el sol remolonea
su habitual salida,
seis y diez . . .
comienza el día.