domingo, 10 de julio de 2016

*SOLEDAD EN LOS BARES.

La tristeza invade el viejo bar;
la mesa del rincón
susurra la soledad
y, a media luz,
entre vidrios empañados
de espesa humedad,
solitaria bebes
el tercer café de la noche,
sin levantar la cabeza,
clavando la vista
al centro de la mesa.
Te observo
mientras espero las musas
que quizás se perdieron
en esta noche de invierno,
tal como vos perdiste
quién sabe cuánto tiempo,
pensando dónde y con quién
estará el amor
que invadió tu alma
en una noche más
de un Buenos Aires
que comienza a dormir,
acompañando, sin saber,
a nuestro insomnio rutinario
de cada noche,
en la soledad de los bares,
donde nos buscamos
sin encontrarnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."