sábado, 23 de julio de 2016

*ENTRE TINTO.

El paso del tiempo
quedó marcado
sutilmente sin reloj,
en el aroma,
el sabor y el color,
de aquella inolvidable noche.
Mesa y cubiertos para dos,
música tenue
y mucho amor,
hasta que la luz
de las velas,
se fueron apagando
y el gusto en nuestras bocas
se perdió
entre besos del mejor vino
en la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."