martes, 19 de abril de 2016

*EXTRAÑA COMPAÑÍA.

Entre vainillas amarillas
de viejas veredas,
baldosones resbalosos y asfalto,
visten Buenos Aires la noche gris
del otoño porteño,
mientras cae suavemente,
como fina
y delicada caricia de mujer,
la tenue y triste
llovizna de la madrugada,
y un martes más comienza
sin vos . . .
aunque lejos,
envuelta en cobijas livianas,
en la soledad del cuarto,
con ventana a la calle,
me lees y sonríes,
pues sin decirlo,
sabes... que te acompaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."