viernes, 29 de abril de 2016

*YO, HOY.


La noche esconde
la magia de las cosas bellas,
los ojos azabaches de una mujer,
el desvelo de un cuento
que no encuentra el final,
dos copas sobre la mesa
y la alegría de la llegada
de un nuevo integrante
a la gran familia.
La noche esconde
y el día disfruta.
Yo transito el hilo delgado,
casi transparente,
de las emociones
que solo puedo expresar
escribiendo, encerrado . . .
entre la alegría de encontrarnos
presentes a distancia
y disfrutar las sonrisas
o las lágrimas . . .
siempre juntos.

lunes, 25 de abril de 2016

*MAÑANA DE OTOÑO.

Detrás de los sublimes
párpados cerrados
escondes sueños maravillosos,
mientras viajas durmiendo
la fantasía de cada minuto;
la vida sigue
y tú acompañas el ritmo
con el fantástico andar,
de ser única
entre las calles de mis noches,
en este loco Buenos Aires
donde las ochavas
esperan sin prisa,
nuestro próximo encuentro
una loca mañana de otoño,
entre hojas y veredas en blanco
para escribir . . .
la mejor historia al dos por cuatro.

domingo, 24 de abril de 2016

*TANGO PERDIDO.

En el suave murmullo
de la entrante mañana
sobre el gris Buenos Aires,
sacudo las penas
a orillas del río,
mientras el viento
despeina heridas
y cicatriza recuerdos
con la llegada fría
del amanecer.
A lo lejos,
fuelles quejosos
acompañan mi andar;
entre teclas y violines,
nace un tango
mientras, por las mejillas del recuerdo,
te evoco sin nombrarte,
antes de cerrar mis ojos,
como cada mañana,
salpicando letras . . .
del tango que busco
sin encontrar.

jueves, 21 de abril de 2016

*SÓLO COMO YO.

A lo lejos
diviso tu ojos implacables,
tu mirada sonriente,
casi cómplice,
y ese andar solitario,
sensual y esquivo,
de tu hermoso cuerpo
caminando hacia mí,
y en la sombras
que recoge tu silueta
en la vereda,
la voz tierna se hace tango
paso tras paso,
antes del abrazo inicial
al comienzo de tu partida,
donde las lágrimas
solo se ven
detrás de la sonrisa,
de quién te conoce . . .
sólo como yo.

miércoles, 20 de abril de 2016

*SIN ESCRIBIRNOS.

Tiernas noches
de largo debate,
vos con la pluma filosa
de las palabras certeras
y los duros consejos,
yo... tratando de comprender
el vacío que llena
tu alegre soledad encubierta,
tras lentas palabras
y cómplices sonrisas
que juntos compartimos.
Vos... esquivando el hilo delgado
del eterno compromiso,
pero fiel a tus principios,
sin dejar grieta abierta
para el doble sentido,
ni la pícara oculta
y escondida intención.
Y pasó el tiempo,
ambos sabemos del otro
más de lo que suponemos
y, entre viejas, y nuevas estrofas,
nos comunicamos,
ya sin escribirnos.

martes, 19 de abril de 2016

*PÉTALOS AZULES.

Sabrán las nubes de ti,
pues en ellas guardo
el secreto de tu nombre,
y el viento,

secreto compinche,
lo lleva y lo trae,
de norte a sur,
de este a oeste
y no lo difunde,
pero llegará el día . . .
donde estalle mi corazón,
y el sol, la luna y las estrellas
le dirán al mundo
quién eres  . . .
y tu nombre
se escribirá en el cielo,
para que todos lo sepan, 
mujer de las mil horas
guardadas en el bolso de la vida,
entre rosas de pétalos azules
como la pureza de tu soledad.

*EXTRAÑA COMPAÑÍA.

Entre vainillas amarillas
de viejas veredas,
baldosones resbalosos y asfalto,
visten Buenos Aires la noche gris
del otoño porteño,
mientras cae suavemente,
como fina
y delicada caricia de mujer,
la tenue y triste
llovizna de la madrugada,
y un martes más comienza
sin vos . . .
aunque lejos,
envuelta en cobijas livianas,
en la soledad del cuarto,
con ventana a la calle,
me lees y sonríes,
pues sin decirlo,
sabes... que te acompaño.

domingo, 17 de abril de 2016

*EN SILENCIO.

Entre pétalos
de blancos jazmines
descansas,
dormida de cansancio
en el mullido estampado sillón,
donde dejas
los sueños recostados,
en un blanco almohadón
que cobija tu hermosa
cabellera castaña oscura,
en la madrugada del lunes,
esperando la fina
y cálida luz del sol,
que acompaña tu día
por las ruidosas
calles de la metrópolis,
donde en paz caminarás,
recordándolo en silencio.

viernes, 15 de abril de 2016

*PIANO ESPERANDO

Cristal, detrás de esta tarde gris
del patio de la morocha,
dejé la Pampa mía,
bajé y con taquito militar,
caminé lentamente
hasta el inolvidable
Cafetín de Buenos Aires
por el triste Caminito,
recordándote . . .
y solo entre lágrimas,
sentí que uno busca
lleno de esperanzas
lo que más cerca tiene,
y sin querer . . .
en el cuartito azul
donde lloré tu nombre,
escribí sobre el pentagrama
solo para vos,
entre firuletes,
una canción de amor
mi linda Grisel,
y un día como hoy,
las corcheas sostenidas
me llevaron de paseo
hasta las nubes,
donde contemplo
las luces de mi ciudad . . .
junto a muchos amigos
al dos por cuatro,
entre fuelles, violines y el piano,
que me estaba esperando.

martes, 12 de abril de 2016

*SOLO CONTIGO.

Cuando llueve sol
sobre tu hermoso rostro,
los jilgueros del amanecer
comienzan su canto;
cuando la miel
de tus ojos brilla,
la mañana canta y
las palomas acompañan
tu camino esbelto, sutil;
cuando hablas,
el perfume de tus palabras
enriquece el día
por completo;
cuando me abrazas
entre tus brazos,
el eclipse del río
emociona la luna,
y yo me dejo llevar
acompañando tu cuerpo,
con mis dedos
entre la luna,
mis besos
y nuestro amor.

*CAMINANDO.

Terciopelo en tus labios,
rosas en tu cabello,
miel en los claros ojos de almendra
y mi mano en tu cintura.
Así recorreremos la rambla
de la noche soñada,
mientras tenues luces
de viejo neón,
marcarán los pasos
de nuestro encuentro,
antes de que nos despida la luna
entrando al cuarto de las emociones,
los abrazos
y las suaves caricias,
esperando el templado amanecer.

*EN SOMBRA

Agradable,
como la espuma
de las olas al amanecer,
así de simple
te encuentro en las noches
donde juntos
compartimos las charlas,
entre mates y sonrisas,
abrazos y dulces caricias,
Así . . .
te sueño e imagino mujer,
entre cosas simples,
diálogos cómplices
y miradas compinches,
pues existes en algún lugar
y no sé quien eres,
solo me persigue
una sombra sin rostro
cada noche,
este u otro amanecer,
sobre las calles
de mi amado Buenos Aires.


lunes, 11 de abril de 2016

*SUSURRANDO LA NOCHE.

En la cumbre nevada
donde el sol acaricia
la nieve y el viento
derrama en lágrimas
su audaz y ruidoso paso,
allí escribiré tu nombre
con piedras volcánicas,
solo ahí . . .
los pocos visitantes
sabrán de mi amor,
mujer de las veinticuatro
noches envuelta en mis brazos,
a orillas del caudaloso río,
entre las bellezas de la tierra,
y serás el secreto
cómplice de pocos
como el placer divino
de escuchar
el viento en las alturas
como el de tu voz,
susurrando la noche
entre mis brazos.

domingo, 10 de abril de 2016

*CONEXIÓN.

Entre cabellos
finamente desenredados,
tu rostro es la vida;
la esperanza
y esa luz en sueños
de la tarde de otoño
a orillas de las turbias
aguas del río . . .
pero nada ni nadie
podrá descubrir
el secreto de la lágrima,
que cada atardecer
cae sobre tu mejilla
antes que la luna,
cuando te abrazo en silencio
a distancia . . .
tú me sientes sin verme,
pues la conexión de ambos
es más fuerte e inexplicable
que nuestra presencia.


miércoles, 6 de abril de 2016

*TIEMPO.

Detrás del silencio,
escondes en la noche
secretos celosamente guardados.
La luna, tus lágrimas secas y yo
sabemos descifrarlos, leerlos
y hasta comprenderlos,
pero el sol, en cada amanecer,
se los lleva contigo,
a desahogar en llanto
sonrisas de felicidad,
pues solo tú acunas,
dentro de ti,
cicatrices que nadie conoce
y solo yo . . .
repararé con tiempo.

martes, 5 de abril de 2016

*AQUEL VIERNES.

Sombras de viejos paraísos,
en la ancha vereda
de la costa del río;
el sol y el calor de la tarde.
Viernes en Buenos Aires,
aquellos primeros intercambios
de lindas y cautelosas palabras,
frente a la reserva
que cobijó el almuerzo.
Bella, susurro viviente
de letras al viento,
cutis juvenil,
labios de mariposa,
caminar contigo
fue un regalo del sol,
mientras sirenas de río
saborearon la noche de luna
entre tu voz, la mía,
y aquel vals de veleros
mansos al río

.

lunes, 4 de abril de 2016

*DEL OTRO LADO.

Duermes
y el sol cobija,
desde lejos,
la amplia ventana
de tu soledad.
Las estrellas
te han dejado libre
en los sueños errantes
del pronto oscurecer,
y sobre el bosque de lengas,
diferentes verdes
acompañan en reposo
tu susurro, al compás del viento
que, sutilmente,
me acerca desde el sur,
tu inolvidable perfume
de mujer única
a orillas del canal
que nos separa.

*SIN DISTANCIA.

De lejos...
donde las nubes
acompañan las cumbres,
y el viento
juega con las estrellas,
el zonda trae
el perfume de mujer
que aquí no se encuentra;
la voz conciliadora y tierna
del amanecer,
junto a los diálogos
tan ricos como sabios.
De lejos...
percibo la dulzura
acaramelada de tus ojos
y la tenue calidez
de tus palabras,
que están cerca,
haciendo de la lejanía,
una mínima
e imperceptible distancia.

domingo, 3 de abril de 2016

*PISTA.

Fuelles, piano y alegría:
la milonga comenzó,
al dos por cuatro, la noche,
de estrellas hoy se vistió.
Suenan tangos y nostalgias
en medio del gran salón
y recorriendo la pista,
la luna baila al sereno
las penas y el bandoneón,
pues ella llegó luciendo
las pilchas del corazón,
y sus pasos en mis letras
se hicieron tango canción,
entre sus tacos la noche
con nuestros brazos los cuerpos,
y su cabello una flor,
girando la vida en tango
las letras son para vos.

sábado, 2 de abril de 2016

*SOLITARIO GOTÁN.

Tenue llovizna de sábado,
soledad de barrio,
tango y nostalgias.
La esquina,
tu voz en el recuerdo
y la imagen del sol
en tu rostro de muñeca,
Buenos Aires, el río,
Caminito y aquella calle
entre las vías.
La noche, el Obelisco
y el Colón,
entre largas charlas de bodegones.
Tu risa en el viento del mar,
la ruta y el adiós inolvidable.
Afuera el calor y el mes
que pasa y no volverá.
Enero, vos y Buenos Aires
un tango más que llora
en los fuelles,
la alegria de la soledad
en tus ojos
y lágrimas en los míos.

viernes, 1 de abril de 2016

*ABRIGO EN LETRAS.

Espuma del horizonte,
tu aroma llega sobre mis espaldas
y brota de mis entrañas
en pequeñas historias,
hiladas en frases,
uniendo y ubicando
letras desordenadas,
con un solo propósito:
llegar a vos y abrazarte,
dándote el abrigo que,
en lágrimas de bellos poemas,
vuelcas en la pequeña agenda
que siempre te acompaña
dentro de tu infaltable
mochila de vida y atuendo,
a través de las sierras,
las rutas y los largos caminos,
que solitaria recorres.

*ENTRE LÍNEAS.

Se puede salir vivo
de cualquier olvido,
pero jamás de las cicatrices
que quedaron en la memoria.
Se pueden dejar
hojas en blanco,
deshacer fotos
romper pañuelos,
desechar libros
y pétalos guardados,
pero nadie podrá curar
la cicatriz de la memoria
si realmente importó,
a quien dices haber olvidado
y hoy, entre líneas,
sigues recordando.