sábado, 28 de noviembre de 2015

*TARDE DE DOMINGO.


Nieve aterciopelada
en tu piel que se dibuja,
como pequeñas escamas,
el sentir de mis manos
en cada caricia sobre tu cuerpo,
mujer de magia celeste plomizo
entre las húmedas sábanas
de aquel inolvidable domingo
y su lluvia sobre el zinc
de la vieja habitación
donde intentamos, sin saberlo,
perder el control ...
y lo logramos.
Cuando mojados de sublimes caricias
comenzamos a amarnos...
por primera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."