jueves, 29 de octubre de 2015

*EN VANA LOCUCIÓN

La llama de la vela
que detrás de tu cuerpo ilumina,
envidia la silueta
de ángel soñador,
que marca tu figura en sombra
tapizando la hermosa noche azul
de sueños postergados.
Y fuiste anulando
el diálogo y la cita.
Creyéndote importante,
endiosando tu andar.
Pero las cosas simples
que marcan nuestra vida
son la valentía,
la razón y la verdad.
El resto es solo una fábula
que inventas en tus sueños...
y vivir en un sueño
no es la realidad,
pues la vida son momentos
que debemos vivir,
no solo anunciarlos
en cada alocución,
sino ser parte de ellos,
con esperanza y amor.

miércoles, 28 de octubre de 2015

*PALABRAS AL VIENTO

En el corto tiempo
que intentaste
vivir lo postergado,
quisiste volar
más alto que el cóndor,
saltar corriendo los días,
los minutos y las horas.
Borrando con el codo
lo escrito con la mano,
y... los fantasmas
pudieron más que la razón,
traicionando los días.
Vaciaste la valija
del viaje por emprender
regalando los pasajes,
y ...
solo vos te encerraste
en la liturgia del tiempo
que no marcan los relojes
sino el sentido común
de hacer posible lo imposible,
solo con voluntad.
Sin ella,
los discursos son hermosos,
pero sin ponerlos en práctica
son solo palabras
que se las lleva el viento.

sábado, 24 de octubre de 2015

*ABANDONO.

En la estrella
que, noche a noche,
busco mirando al sur.
En las hojas en blanco
que completo con letras,
recordándote.
En el proyecto de las cosas
de cómo debieron ser.
En el diálogo de todo
y en los amargos silencios
de solitarios domingos.
En esos mates compartidos,
y los cafés de la tarde,
apenas salpicados con leche.
Y en la soledad
del sábado por la noche.
Siempre, aunque lejos,
te recordaré
como el mejor intento
de aquello que pudo ser
y que abandonaste.

*PALABRAS

Rápidas, lentas,
confusas y fuertes;
en idiomas diferentes,
cariñosas, humillantes,
dolorosas, deliciosas,
tristes y alegres.
Con sonrisas o con lágrimas;
enojadas o plenas de alegría.
Van y vienen,
se expresan y fluyen.
Las palabras...
base fundamental del diálogo.
Es una lástima, pero,
a veces... especulan y mienten.


*TRUNCO PROYECTO

De vos me quedan
bellos recuerdos.
Charlas de mate de por medio,
algunas hermosas y otras no tanto.
Me quedan, también,
muchos proyectos por realizar,
pero quien pone fecha de vencimiento
a un proyecto que,
desde el comienzo,
presenta una dificultad
jamás terminará su obra,
pues los cimientos que no se ven,
son, siempre, la base de todo.
Costosos, de mucho trabajo,
abandonarlos es como dejar
que el final feliz
lo disfruten otros.
La escuadra esperó en el tablero,
intentarlo fue la idea,
pero quien borra con el codo
lo dibujado con la mano . . .
jamás termina su proyecto.
Las líneas volarán en vano
al pozo de las ideas vacías.





-BUSCANDO (??)

Entre viejos adoquines,
ya tapados con asfalto,
las venas de Buenos Aires
intentan el respiro
de un pasado cercano de luz,
por las calles del tango...
entre un blues y una milonga
que se mezclan con el rock.
Mientras suenan las violas
entre pizza y moscato a lo lejos,
Corrientes comienza a apagarse.
Yo te busco en las sombras
de los viejos buzones,
del recuerdo enquistado
en esquinas de bar,
mujer de magia verde
inmadura y altruista,
para hacer de una prosa
mi historia final.
Entre viejas estrofas
de tangos bluseros,
del Tortoni a Saavedra,
una y otra vez.
Te volveré a buscar
cada noche de sábado,
que envuelto en nostalgia,
te escribo,
acompañado de mucha soledad.





lunes, 5 de octubre de 2015

*HOY Y SIEMPRE.

Donde se unen las coordenadas
y se divide
el hemisferio de la razón,
estalla el vínculo de las sensaciones
y los latidos acompañan
el péndulo del día.
Allí cuando mi párpados
comienzan a abrirse cada madrugada,
justo antes de que los inútiles relojes
marquen las seis, justo ahí...
estás diariamente en mi pensamiento
sabiendo que, en horas o minutos,
caminaré tu rostro con mi vista
y, después de cada "buen día",
de frío, lluvia o tempestad
estaré siempre a tu lado,
o desde el banco
de la plaza de toda mi vida,
esperaré el momento del domingo
para verte de lejos
y seguir respirando la vida
que juntos decidimos compartir,
aunque los caprichos egoístas
y las largas terapias de vida
nos separen antes de volver
a tomar el café.
Y abrazaremos nuevamente
en el encuentro maravilloso
que significó vernos,
aquella tarde, en la misma plaza
donde a solas te espero
y te esperaré siempre,
para que sepas
como nunca nadie antes,
siempre todo de mí, hoy y siempre,
allí en soledad seguiré escribiéndote
hasta que el viento
te avise que estoy en algún banco.

sábado, 3 de octubre de 2015

*DESPUÉS DEL SÁBADO

Culminó el sábado
de sueños y caricias,
entre almas
singulares al sol
de la primavera invernal.
Donde el Obelisco
perdió mágicamente
su punta mirando al cielo,
en un ensayo
de cultura visual
jamás imaginados por muchos.
Se fue la luna y,
al iluminar el otro continente,
aquí comenzó el día,
donde la soledad me acompaña
en la plaza solitaria . . .
Sosteniendo las correas,
acompañando los perros,
de lejos te observo,
mujer de los mil días,
envuelta en poemas
que nunca sabrás
que, a diario y en diagonal,
se escriben para y por ti
sobre las nubes del barrio
que me parió a las letras.

*SIN VOS.

Los minutos no pasan
y las horas adormecen sobre
el lento segundero.
El transcurso del día
se hace interminable y gris.
Es el último del fin de semana,
también el primero.
La mañana soleada acompañó
una luminosa tarde de paseo.
Después, el regreso cargado de coches
por la monótona autopista.
Y yo, vagando...
buscándote una y otra vez,
para poder compartir
el hermoso y peor
día de la semana:
el domingo sin vos.

*SIN VIDA.

Cuando lo comprendas,
la semana no tendrá días,
al tiempo lo medirás con sensaciones,

y el sol saldrá
el día que quieras vivir
y a la hora que dispongas
antes . . .
La soledad de los momentos
que se miden con vivir
tendrá un límite
tan pequeña,
entre la vida y la muerte
que jamás podrás comprender
en la lucha humanitaria
que, en tu interior.
vive en guerra,
entre espesas nubes
sin domingo.

*DOMINGO.

Los vacíos
que provoca la soledad
son precipicios del alma,
y ahí . . .
donde los domingos
se tornan interminables
y el sol de la tarde se esconde
en viejos roperos de angustia,
nos buscamos, sin encontrarnos,
sin vernos ni mirarnos,
pero . . . algún día,
nuestros ojos se cruzarán
y las puertas y ventanas
se abrirán a la vida encerrada...
que aún merecemos conocer.
Para compartir
y vivir de la mano
y con la sonrisa esperada
que buscamos hoy...
sin respuesta.

*LABERINTO.

Aire de partículas puras
entre vientos sucios y arremolinados.
Así, envuelta en la dulce plegaria
de la humanista postura
sin límites, llegaron a mi  . . .
entre hermosas palabras
que pregonás a diario
sin cumplirlas para vos,
mujer de los velos envueltos
detrás de los pequeños ojos
que miran, sin ver, tu propia vida.
La que transcurre
en un laberinto con salida...
en donde dejarás la vida,
sin poder seguir,
sino para pensar en vos...
una vez en la vida.