miércoles, 29 de julio de 2015

*BLUES AZUL.

Brilla el sol en tu cintura,
refleja en tus ojos ternura y,
en tus labios,
el calor del invierno,
en los abrazos y tus brazos
late el ritmo acompasado
de tu enorme corazón,
que siento entrelazando las manos,
mientras camino a tu lado,
por  las bonitas
calles del barrio . . .
que me parió,
a la noche más hermosa,
de tango y blues en azul.

*SIN FRONTERAS.

Tus caricias acompañan
el ritmo de las estrellas
en la noche de la irreverente alquimia
de los deseos ocultos.
Los que solo vos descubrís a diario,

en la suave melodía
que tu alma despliega
abriendo nuevos caminos
en pos de la libertad
del verdadero y sano humanismo,
que derrochás al andar
en cada paso, minuto a minuto . . .
como gaviota libre
en las saladas arenas...
de las costas sin fronteras.

jueves, 23 de julio de 2015

*HABLEMOS.

La pólvora en el viento
se fue dejando huellas;
esclavas las palabras
dejaron los recuerdos,
y hoy, escucho de su boca
la grieta provocada
por agresivas frases
que me recuerdan aquellos tristes días:
el de "nosotros" o "ellos".
Y se me frunce el ceño
con solo imaginar que,
por una utopía,
quizás de mil caprichos,
no podemos ni siquiera
intentar dialogar.

*DESPUÉS.

Después de librar
la batalla más cruel de tus días,
sorteando obstáculos
de abismos oscuros
y desconciertos sostenidos

en la noche
más triste de la infancia,
después te acurrucaste
entre mis brazos
y te quedaste a mi lado,
pues la vida, día tras día,
nos da una nueva oportunidad
y... juntos podremos.

miércoles, 22 de julio de 2015

*ELLA VA.

Desenredando miserias
entre sinuosos surcos,
militando la vida día a día,
ella va...
El cansancio en sus ojos
brilla de alegría,
buscando el espacio
de las estrellas perdidas.
Guerrillera de la paz
y los platos vacíos,
entre viejos recuerdos
y sutiles sonrisas,
descargando pesadas
mochilas de vida, ella va...
pues es vida en su día
el nosotros, el todos y,
minuto a minuto,
con desvelos y tiempo
ella... va.

*ENTRE ESPACIOS.


Donde llueven
los espacios del silencio
y murmuran solitarias las corcheas,
se dibujan los suspiros
de la noche  y vos . . .
cabalgas el día
en el sutil pentagrama
de la vida,
dándolo todo . . .
en cada minuto
que a diario compartes
en el silencio,
audaz y valiente, de tus pasos.

*ENCUENTRO.

Suave como la brisa
que acaricia nuestras mejillas
al paso lento del abrazo costero,

así... son tus labios
y tus dedos sobre mí,
cada madrugada
en la insólita
conjunción de las almas,
en el encuentro azul
de las llamas
que perdidas de ausencias,
se encontraron
sobre el amarillo césped
del nuevo amanecer.

*SOBRE MI PIEL.

Entre nubes de espesa figura,
tu silueta escapa en la mañana
dibujando, con rayos de sol,
la frescura del día,
dulce aroma
de fresca mermelada
recorriendo las finas tostadas.
El invierno se hizo madrugada,
enredando la noche y las almohadas,
fugaste la tarde gris
al dos por cuatro
y el fuelle sonrió al atardecer,
loca musa de nata
dibujando la sonrisa del sol...
sobre mi piel.


miércoles, 15 de julio de 2015

*CAMINO.

Cuando quieras encontrar el camino,
levantar barreras y saltar obstáculos,
comienza por desenredar tu mente
abrir tu corazón, tender la mano,
escuchar y mirar.
Primero en tu interior,
luego encontrarás
el camino en tus pies.

-CICLO (incompleto)

Los gritos y susurros,
de la flauta mágica
hicieron del silencio
rodar el huevo
de la serpiente
cuando huye el día,

jueves, 9 de julio de 2015

*LENTAMENTE.

Lentamente
con el sonido suave
y melancólicamente sutil
del saxo, comenzó
la noche a penetrar
por los rincones
del azulado cuarto
de la calidez buscada,
mientras cesaba
la lluvia acariciando los cristales,
corrimos las cortinas
y, con la tenue luz,
de la cercana lejanía
cayó tu vestido,
y... abrazados,
conversamos los silencios
de la noche.


*TRAS LOS ÁLAMOS.

La brisa del sol
en tus pupilas,
el viento de las nubes
en tus pestañas
y el sonido rutilante
de las estrellas
en el suave y luminoso 
parpadear de tus bellos ojos
hablan por ti
en la cansada tarde
del domingo que... se escapa
con la llegada de la luna
bañando tu cuerpo
escondida en la tarde
que escapó,
mientras nos abrazábamos,
olvidándonos del mundo.

sábado, 4 de julio de 2015

*DESPUÉS DE TODO.

Entre mis brazos
acuné la noche,
acariciando estrellas
hasta el amanecer.
Entre mis brazos
recorrí en silencio
la suave ternura
que baña tu piel.
Entre mis brazos
jugué en tus cabellos
enredando en mis dedos
la brisa de tu suave respirar.
Entre mis brazos
quedarás pequeña
acunando el tiempo
que ya nos unió,
rompiendo almanaques
proyectando anhelos
de un tiempo imborrable
para festejar
juntos, día a día,
y sin soledad.

*BALDOSAS FIRMES.

Retoños de la tarde
sonrisas del amanecer,
tostadas del desayuno,
perfumes del anochecer,
instantes de contacto
entre manos.
Calor y frío,
llovizna del invierno,
lágrimas del pasado y del futuro;
todo pasa . . .
y todo queda en mí,
como cada día,
quedo en ti
y juntos caminamos
la sinuosa vereda de la vida,
ya sin temor,
por las baldosas firmes
de cada "te quiero".

viernes, 3 de julio de 2015

*MUJER DEL ARCO IRIS.

De tus labios
de suave mermelada,
escapan palabras
y nuevos aromas,
jamás pensados.
Brillan tus pupilas,
bailas . . .
El día se transforma,
el sol acuna la tarde,
la noche susurra
en la luna y vos,
estrella del desierto
de jazmines,
vuelves una y otra vez
a mis brazos,
en la mañana de chocolate
compartida del propósito
en común, en paz y armonía,
ante la adversidad
comprendida por ambos,
sin vencernos.



jueves, 2 de julio de 2015

*AHÍ.

Me perdí
entre viejos pensamientos
y amnesia
de lágrimas arrinconadas,
en viejos estantes
llenos de libros.
Pasaron los años . . .
los rincones de viejos cafés,
las salidas
de entradas vacías,
en sucias madrugadas
de polen desechable
y la vuelta al barrio,
a la esquina de siempre,
y a los amigos
de toda una vida,
me perdí
pero sin buscar más,
mirando cerca
y alrededor de lo obtenido.
ahí . . . me encontré
y te encontré.

miércoles, 1 de julio de 2015

*VERANO EN LOS OJOS.

Transcurren los días
de lindas miradas,
soles y lunas,
pasan y mi mano en tu hombro,
como la tuya en mi cintura,
marcan el camino de las rosas
compartidas en primavera,
bajo el invierno de los abrazos,
junto a los leños
de tus bellos ojos de verano.