domingo, 31 de mayo de 2015

*POR LA ARENA.

Huellas en la arena
de aquella tarde han quedado,
metro a metro
caminado de la mano.
Hemos compartido el sol,
la fresca llovizna del mar,
el calor y el tiempo
que juntos conversamos.
La vida sin prisa,
allá, donde los  acantilados
muestran la historia
y la erosión marca los años
que no marca el reloj,
te conté la vida,
me contaste días de la tuya,
y el sol se llevó el encuentro,
como único testigo
de lo irrepetible e inolvidable,
que solo tú y yo guardamos.

*DOMINGO.

Cuando se esconde el domingo,
escapa el sol,
las nubes acarician soledades
y las estrellas bailan
la noche para ti,
los médanos descansan los pasos,
y el viento lleva la canción
de pueblo en pueblo y. . .
lentamente sube la luna de otoño,
acurrucando la noche larga
de letras desordenadas
para describirte aquí,
mientras . . .
allá descansan las últimas horas,
para comenzar el vuelo semanal,
fuerte y solitaria,
Mujer del viento
entre pétalos de azúcar
en . . .
la salvaje metrópolis.

sábado, 30 de mayo de 2015

*NADA FUE IGUAL.

Ya nada fue igual,
ni el desayuno ni la merienda,
ni el almuerzo o la cena,
nada, desde aquel día
en que partiste.
El vacío se profundiza día a día,
la casa no ríe,
la cama fría y desolada
grita tu nombre, y yo...
esclavo de las palabras
sin acento, busco tu voz,
entre puntos y comas mal puestos
mientras espero el regreso
por la rendijas de la ventana.
Junto con el sol o la luna,
los dos fueron
compinches nuestros,
y ni a ti  ni a mí
nos han abandonado,
como lo hemos hecho nosotros
después de aquel café,
en aquella mesa,
que aún espera tu regreso,
en la que, a diario, te escribo...
sin nombrarte.

miércoles, 27 de mayo de 2015

*SABES.

Mientras te adormeces, lentamente,
de lejos acomodo los almohadones
para el reposo tras tu espalda.
Cesó la tos, te arropo bien
con la frazada,
prolijando la sábana
y te elevo
para que respires mejor.
Bajó la fiebre,
pero el fresco traicionero
de la noche ronda la habitación.
Dejo agua con limón cerca,
a tu alcance y me quedo cerca,
como en tu descanso ya lo sabes,
duerme... pues sabes
que siempre, estaré a tu lado.

martes, 26 de mayo de 2015

*SILENCIO DE LÁGRIMAS.

Tus labios
son la ternura,
pues por ellos
escapa tu voz,
suave, armoniosa y sincera,
como todo lo que haces
y expresas
con tu enorme corazón,
mujer de la pluma al viento,
los consejos y esa flor
que dibuja tu rostro
en la noche de la adversidad
del mundo de hoy.
Solo ellos conocen el silencio
de las lágrimas del alma
y guardan los secretos . . .
que cobijamos juntos.

*MANOS.

Encontré el sonido del mar
apoyándome en ellas,
la ternura en cada surco,
el cariño en cada dedo
y el perfume que. solo tú,
portas en el cuerpo
que alberga inmensa ternura.
Encontré el universo
del silencio y la paz,
la dulzura y tantas cosas
que ya jamás podré olvidar,
desde aquel día,
donde sin saberlo,
encontré tus manos
que nunca... olvidaré.

*BUSCANDO.

Se escapó el verano
de tardes soleadas
en larga duración,
donde el sol penetra el asfalto
hasta ablandar las entrañas
de lo imposible
y la noche baila
en las calles con la luna
la mejor serenata
que el día despide
transpirando un tango más,
resecando verdes,
acunando estrellas
y nombrándote
como solo vos,
Buenos Aires loco,
de mil fantasías en cada esquina
puedes vivir
como símbolo tanguero,
del son rioplatense
al ritmo del tango que aún. . .
sigo buscando escribir.

lunes, 25 de mayo de 2015

*SIN PALABRAS.

Donde no existe
la razón de las palabras,
existe la verdad de los ojos. . .
Y solo en ti,
con solo mirarte,
se descubre el corazón,
la sutileza del parpadeo
de los mismos gritan verdades,
y el ritmo del sentimiento,
que solo alberga en un cuerpo,
alguien infinitamente única,
como tú.

*DESAYUNO.

Crocantes, como las medialunas
de cada mañana,
ideal como la taza
de café con leche,
fresca como el jugo de naranjas
recién exprimido y
sutil, como las tostadas que,
con queso untable y  mermelada,
hacen que pase la hora,
en la conversación
que solo se puede
mantener con alguien.
Imperfectamente única como tú,
en la mesa más insólita
que quieras buscar
o elegir para desayunar,
nuevamente juntos . . .

domingo, 24 de mayo de 2015

*PERMÍTELO.

Caminando las calles,
luego el bus, el metro,
la gente que viene y va.
Tu seguridad fuerte
como el macizo andino
vibra en las sombras,
mujer de las letras urgentes,
los espacios de largos silencios,
las sonrisas guardadas.
Eres... plegaria
de la lágrima perdida,
soledad del soneto perfecto
y ejemplo de vida.
Solo tú, la única entre todas,
maravillosamente solitaria
buscando pudorosamente el abrazo. . .
que solo yo puedo darte,
si lo permites.

*ENTRE ALMOHADAS.

En tus ojos pardos
de la noche azul,
la tristeza fluye
parpadeando el desamor,
la mentira, la desilusión,
que rueda en la vida
sin respeto ni control.
Lastimando, hiriendo,
sin conocer el respeto,
la verdad ni el control,
de dañados corazones
que bailan,
en la noche de la pesadilla,
sin soñar.

sábado, 23 de mayo de 2015

*EN SILENCIO.

No permitiré,
mientras el sol
amanezca con nosotros,
que la sonrisa sea
la voz de  tus ojos,
el cielo la manta del día
y la luna nuestra cómplice diaria.
No permitiré,
mientras tenga un hilo de voz
y pueda seguir respirando
en las hojas
que a diario escribo,
en los versos
que en silencio te nombran.
No permitiré un solo descuido,
pues por ti
caminaría el mundo
pero a ti, nadie, estando yo...
te descuidará.




*SOL.

En la punta del muelle,
donde el viento
remonta el horizonte,
la voz acompaña
el soplo fresco de la belleza
que vistes de sirena.
Tu hermoso cuerpo de mujer
vibra allí, donde intentas
desahogar penas
y guardas llantos...
caminas solitaria bajo el sol,
en la furiosa tarde
del calor del verano,
te dejas llevar por el viento
y me acompañas.

viernes, 22 de mayo de 2015

*LA MALETA.

Duerme en el último estante,
mece sobre el placard,
aquella hermosa maleta,
que llena de ilusiones
trajiste de tu mano.
Violeta, impecable como tú
y todas tus actitudes,
hermosa como todas las pequeñas
compartidas ilusiones.
Duerme, la miras
y recuerdas, la recuerdo
y. . .
te veo llegar,
como ese día,
que no pasó en vano,
como único e irrepetible
y que recordaré siempre,
como tú lo sabes.

*LUZ.

Solo la luz
sabe de tus lágrimas
encerrada en el cuarto.
Solo la luz
sabe el dolor de tu pecho
quebrado ante la adversidad.
Solo la luz
escucha los agudos pensamientos
entre almohadones
y la oscuridad.
Solo la luz
que penetra desde la calle
por la única ventana,
solo la luz y yo
te acompañamos hoy . . .
y siempre.

*ÚNICA PROSA.

Saltan letras del teclado,
buscando la oración
y la estrofa,
entre el punto y la coma,
el espacio en la narración,
saltan buscando en palabras
la total admiración
de llegar lejos, muy lejos
con profunda discreción.
A que sepan cómo pienso,
cómo escribo y, por qué no,
que sepan de ti,
hermosa musa de mi inspiración,
que sos la única prosa
que rompió mi corazón.

jueves, 21 de mayo de 2015

*LO AFIRMO.

Negro azabache tus ojos
tu cabello similar,
cuatro canas dando vueltas
y sonrisa sin igual
que desprende tu mirada
y el tono de tu decir
en bellas palabras hiladas
con maestría estelar.
Sensual tu cuerpo sabroso
por donde quieras pasear
las flores sentirán envidia
con tu solo andar.
Mujer de las cosas claras,
tanto como manantial,
que emerge de tu mirada
cuando brillan tus pupilas
ante una adversidad.
Sos la dama de la música,
la reina de la verdad, única.
Te nombré aquel día
y hoy lo afirmo...
una vez más.

*ESTÁS.

Estás
en la taza del desayuno,
en las tostadas y la manteca.
Estás
en las vocales y consonantes
de cada frase desordenada.
Estás y estarás
siempre en mi memoria,
pues tú estás
donde intentaste estar,
pero no te animaste...
y yo estaré siempre...
como tú ya sabes.

*VUELO DIARIO.

Navego entre tu cuerpo
cuidando tu andar,
entre venas de tierno suspiro
protejo tu alma desde el corazón,
tus horas, tus días
y esa soledad impregnada
en lágrimas que dejo pasar,
pues, son agua clara
que deja a su andar
trozos de la vida que tiene al transitar
momentos difíciles, otros amenos
y otros de olvidar,
como de aquellos para recordar. . .
Navego, lo sabes, y al suspirar
te doy la energía que puedo expresar
en cada palabra que, sin escuchar,
lees en mis letras para acompañar,
mujer azulada de la soledad,
hermosa figura de todo tu andar,
abrazo sincero expreso al hilar
palabras profundas de nuestra amistad,
sé que las recibes y las cuidarás,
como cada día que vuelo al pasar.

miércoles, 20 de mayo de 2015

*VISITA NOCTURNA.

Tus ojos,
sonrisa de la tarde
soleada de invierno.
Tus labios,
jazmines de azúcar
blancos perfectos.
Tu boca,
miel de tostada crocante
en el desayuno.
Tus pechos,
rocío de sol
verano encantado.
Tus manos,
pluma perfecta
de la palabra justa.
Tu cabello,
catarata de imágenes
imposibles de contar.
Solo tú, mujer única,
en el desierto de las lenguas
de los idiomas conocidos
y en los colores primarios.
Única mujer, sin igual,
bella, transparente, perfecta...
solitaria.
  

*ATRÉVETE.

Así, como abrí mi pecho
y mi corazón,
abro el camino para, juntos,
descubrir un mundo
de cosas compartidas.
Un perfume,
el sol del amanecer,
la luna y todas las estrellas 
que pondré para guiarnos a destino,
pequeña mujer de las cosas simples.
Las nubes de deseos,
las huellas del largo camino.
Todo contigo será diferente,
solo falta una decisión, atreverse.
Y hoy está en ti,
si te animas a animarte
mi mano estará tendida
esperándote hoy, como siempre
y tú lo sabes... atrévete.

*MÉDANO.

Entre suaves caricias
pasó la noche.
Juntos compartimos
la llegada del amanecer y,
entre abrazos y dulces recuerdos,
nos fuimos despidiendo.
Las horas hicieron
la noche inolvidable;
los minutos,
la cuenta regresiva
y, juntos,
la amistad interminable
de los años por venir.
Hoy
tus rubios rulos se fueron,
tu cabello cambió,
el mío partió pero,
en aquel médano,
quedó el secreto. . .
y en nuestras vidas
la militancia de la amistad.


martes, 19 de mayo de 2015

*CUARENTA Y DOS AÑOS ATRÁS

En  aquella mesa,
pegada a la vieja ventana,
mirando la calle,
pasaron los años.
Los intensos últimos dos
fueron inolvidables.
El café en aquellos pocillos
de gruesa loza, pesados,
nos fueron uniendo,
tarde a tarde.
El timbre sonaba
a las cinco y diez.
Y ahí salíamos
continuando el lindo debate
que desde las tres y media
nos comenzaba a reunir.
Primavera, el bar de la vuelta,
el de los choferes
y nuestras ganas de cambiar el mundo
tras lindas y sabrosas discusiones,
Noviazgos, compromisos,
colimba, el erp, montoneros
y la filosofía de querer intentarlo todo.
Victor, el Tano, Alberto, Chita,
Oscar y algunos más.
El gallego, los daditos
de azúcar Méndez...
así pasaban las tardes,
una y otra más.
Nostalgia, memoria,
llamalo como quieras,
pero no poesía
sino el recuerdo de un tiempo
de momentos inolvidables,
que nunca olvidaré.
Salud.

*JUNTOS.

Púrpura recova
de los besos húmedos,
elevadas mieles donde,
con mis labios,
recorro el desierto sutil,
suave y maravilloso
del placer mutuo,
allí, donde las palabras sobran
y los suspiros crecen,
los latidos marcan
el suave compás,
tú cabalgas
la noche de la desventura,
en el sueño de rosas,
entre pétalos humedecidos;
la risa se confunde con lágrimas
y la cumbre nos espera juntos,
como aquel día,
de la noche que aún no llegó
pero juntos esperamos compartir,
después de un largo
sueño en soledad.

-FLACO.

Fluye tu rostro en la arena,
las olas desdibujan sonrisas,
y con ellas partes al mar,
tras imborrables recuerdos,
anécdotas y tantas cosas  
imposibles de recuperar, Flaco.
Tus largos risos cabellos,
otras historias habrás de contar
en las nubes, que en el horizonte,
me guiñan un acorde más
de la música que, de tus labios,
en estrofas de tantas canciones
acunaron la historia del bar.
Hoy, en la mesa de siempre,
y solo, con el mismo café
de aquella madrugada te escribo:
Mientras amarillas hojas
me cantan lágrimas
de dulce papel.

*ENTRE ALGODONES.

Entre almohadas y almohadones,
recostada en su sillón,
se mece tierna y dormitando.
Su cabello recogido,
rubio, suave y natural.
Su rostro es toda dulzura
y, entre luz, pensando está.
Faltan días, tal vez horas
y pronto él llegará.
Sus manos sobre la panza
y la mirada en ella,
recorriendo un futuro
difícil de no imaginar.
Las lunas ya se cumplieron,
la fecha llega, ya está...
Hermosa mujer, madre,
tú eres la felicidad.
Entre suaves algodones,
siempre te he de valorar,
pues no hay nada
más sublime en la vida
que tú y la maternidad.

lunes, 18 de mayo de 2015

*ANTIGUO BOLERO.

Entre las hermosas sierras
donde el bosque perfuma,
debajo de los acantilados,
cuando rompen furiosas
las traviesas olas del mar,
y aquí, donde juntos
recorrimos rincones
de viejas y nuevas historias,
allí. . . estás vos,
azabache cabello, sutil mirada,
profunda belleza,
labios carmín, pausada,
firme, fuerte y débil,
tenaz y trabajadora eternamente
mujer, única en el cono
de las nostalgias secretas,
las alegrías perfectas
y lágrimas justas,
solo tú .  . .
el resto, es un simple
bolero antiguo.

*SIN PERMISO

Azúcar impalpable,
pura, sutil,
llegaste un día a las letras
ordenadas para ti.
Te instalaste entre ellas,
hilando la oración
hasta convertirte en musa,
sin permiso ni objeción.
Mujer solitaria, intensa,
bella luz del caminar,
verso simple, vocal cerrada
consonante musical. . .
única en mis pensamientos,
princesa de las palabras
y reina de la verdad.
Decir más de ti
no tiene sentido
pues solo tú mueves
y conmueves todo en mí.

domingo, 17 de mayo de 2015

*DE LEJOS

Vino de otro cielo,
se posó en mi almohada, 
quitándome el sueño,
pensándola azul,
y una dulce espera
hizo que un verano
la viera de frente.
Toda realidad,
bella de mis sueños,
prosa inmaculada, musa realista
de mis días de hoy.
Te recuerdo en cada mirada
y el tono suave 
de tu hermosa voz,
mujer musa todo de cada mañana.
Del sol, las estrellas,
el cielo y el mar
que miramos juntos esa madrugada.
Sé que en pocas horas lo recibirás.
El inmenso abrazo
que mando de lejos
y que, por tu alcoba,
penetrando está.

-VALDERRAMA

Se pierde la tarde
cruzando el pasaje.
El sol se acomoda
para descansar.
Detrás de la iglesia
se asoma la luna, en silencio.
El barrio, un domingo más.
Solo el tren se escucha
desde mi ventana,
mientras tecla a tecla,
te escribo... triste y solitario,
mujer de la tarde,
envuelta en las prosas
de un domingo más,
pues, tal vez mañana,
te encuentre en las risas
de una semana que comenzará,
entre los zorzales, jilgueros
y hojas que visitan siempre
al viejo balcón,
buscando o trayendo
a esa dulce musa que,
día tras día,
penetra en mí... buscándote.

*AQUEL DÍA.

Aquel día
que recuerdo presente,
se llevaron la historia de años,
anécdotas y momentos felices,
tristes, de risas y llantos.
Él firme, en la esquina
nos miró crecer
jugando al fútbol,
a la pelota paleta,
al balón y al rango.
Frío acompañó
nuestras noches de inviernos,
las madrugadas
envueltas en rocío,
nuestros secretos.
Supo de nuestra ideología,
la de nuestros padres,
tíos y abuelos.
Pero aquel día,
a él, cargado de historias,
lo sorprendió
la llegada de un camión
y, sin permiso, ni autorización,
se llevaron el amigo de siempre,
nuestro entrañable buzón...

sábado, 16 de mayo de 2015

*LA MESA.

En el rincón del rito nocturno
los pocillos, de losa pesada,
van y vienen marcando la hora
de la noche, que pasa apurada.
Cuatro sillas junto a la ventana
donde pasa corriendo la vida
y mil historias, rodeando la mesa
de un viernes que ya terminó.
Solitarios los cuatro del rioba,
arreglando el íspa,
ahí están esperando,
que se juegue la copa
y que pronto llegue el mundial.
Mientras tanto política y quejas,
"esta mina no da para más,
procesarla sería muy poco...",
y entre risas suenan, una vez más,
los recuerdos de las desventuras
en la esquina de aquel bulevar.
Pasó el viernes
como pasarán tantos otros
y en la mesa sentados
están mis gomías, los de tantos años,
que acompañan esta soledad,
que penetra fría entre las venas,
como haciendo luz
al funeral de vivir solitaria la vida.
Recordando y sin lagrimear,
noche a noche, pasaron los años,
pero nunca se fue esa amistad
que nació del por qué nunca lo supe
pero firme siempre se quedó
instalada en la mesa del fondo
de los bares que ya recorrió.

*ENTRE SUEÑOS.

Viejas fotos
transitan la memoria
del fugaz olvido
que intento de ti.

Luces y flores,
perfumes, charlas
y sueltos momentos
recorren mi almohada.
Y en la larga madrugada
te nombro dormido,
te sueño despierto
te cuido en silencio,
pues eres única
en el mundo
de las simples cosas
de la vida,
donde sobresales
perfectamente sin igual,
entre sirenas de sueños rotos
y minutos descosidos
al azar.

viernes, 15 de mayo de 2015

*CAYÓ.

Se derrama serena la noche,
por las calles, del gris Buenos Aires
te busco en silencio,
mujer de las notas perdidas,
sobre el viejo teclado
manchado de nicotina,
color de las blancas,
negro amarronado las negras,
en el rincón del barcito azulado
entre humo de sabores neutros.
Mujer de cabello enredado
entre dedos
de noches pasadas,
una copa en la barra, sentada
y tus labios carmín,
reflejando la caída del sol,
entre lágrimas de sollozos
se lee desde el alma,
mujer silueta, flor del aire,
esta noche nació
para vos.
Parió el tango
tal sensual melodía
y en la barra
tu alma cayó.

*MINUTOS.


Bastaron minutos
no muchos, suficientes,
precisos, exactos, concretos
para ver en tus ojos,
transcurrir la vida
y no poder olvidar
el brillo de tu rostro,
la sinceridad de tus palabras
y saber más de ti
cuando partiste,
dejando aquel asiento vacío,
mujer de las cosas simples,
ya nada es igual,
pues cambiaste todo
sin saberlo.
Hoy te pienso,
te escribo
y no sé más de ti,
ni sabrás de mi,
única, bella mujer. . .
solo tú.

*SUELO DE OTOÑO.

Se escapa la tarde
temprana en el parque,
la suave neblina
apura su andar,
adiós a los verdes,
me rozan las hojas
de los viejos robles
y el verde del suelo
ya no se ve más.
Hermosa silueta
te fuiste en verano,
extraño en las noches
tu dulce mirar,
tu voz, tu sonrisa
y la complicidad
de cada palabra. . .
que escribo
en las sombras,
dentro de mi alcoba
pensándote, única,
una vez más.

*RECORDANDO.

Arrumbando viejos recuerdos,
oxidadas nostalgias de blues,
te recuerdo, de a ratos, pequeña
sobre hojas de viejos cuadernos
que aún conservo,
como tantas cosas más,
que hicieron de mi adolescencia
un tiempo difícil de olvidar,
pequeña de las cosas simples,
de las largas caminatas,
el parque Palermo
o el río en las tardes lindas
de calor y sol.
Guardo los recuerdos
en viejos cajones
y en rincones de mi corazón,
como seguramente
guardarán ustedes
cosas de la vida
que nunca olvidarán...
o jamás confesarán.
Tal vez se animen
y recuerden hoy
y abran esa caja
que guardada está,
en algún rincón,
esperando la lágrima
de su corazón
cargado de vida
y fuera del rincón.

jueves, 14 de mayo de 2015

*OBLICUA PERCEPCIÓN.

Olvidarte, imposible;
tú has marcado en mí
lo nunca antes sucedido,
pensado ni imaginado.
Rompiste las reglas del tiempo,
traspasaste muros, fronteras,
textos y pantallas,
hoy alejados
de la comunicación diaria,.
extraño de ti
como nunca antes,
pero es correcto
pues sé que estás siempre,
como tú lo sabes de mí,
mujer única
del cono terrestre de las almas,
saber de tu existencia
vale más
que todas las palabras,
porque ambos sabemos
siempre el por qué de cada cosa.
Aquí, allá y en el mundo,
existen duendes, conexiones
vibraciones, sentimientos
y hasta percepciones
oblicuas al eje
del cual no nos alejaremos nunca
y tú lo sabes.

miércoles, 13 de mayo de 2015

SILLA VACÍA.

Vuelves , acunando ideas
de locas aventuras
a la mesa del viejo
y entrañable bar,
en la esquina sucia
del querido barrio,
encogiendo los hombros
suspirando recuerdos
recordando noches
que no volverán,tu
figura se desdibuja
ante mi mirada, tu paso
disminuye la antigua historia
repetida una y otra vez,
pero vuelves, por que estás
en mi memoria,en mi alma
Y cada suspiro de la noche,
entrañable amiga del
rincón ,partiste sin despedida
pero estás,en cada mesa
y cada silla del Savoy
noche tras noche,hoy
y siempre. . .

lunes, 11 de mayo de 2015

*CORRIENTES

Escapa Corrientes,
buscando la noche,
entre libros y antiguos cafés
que duermen callados,
recordando historias
de esquinas y noches
que no volverán,
ni La Paz, ni el Foro
queda aún despiertos
esperando en prosa
mi historia mejor,
pues muere la noche
y sólo la luces
brillan en lo alto,
pues ya ni las musas
se ven divagar,
paseando veredas
de una esquina a otra
entre el Obelisco
y la entrañable Callao,
querida avenida de la desventura
del feca, la charla
y el amigo aquel,
que partió esa noche
buscando en las  mesas,
el grito sagrado de la libertad.
Te brindo homenaje
en pocas palabras,
pues la historia
te ha de recordar,
y yo soy un simple
nocturno transeúnte
que dejó una lágrima
al poderte nombrar.

*SUPE DE TI.

En pocos minutos
supe de ti, por ti.
Supiste de mí
por mis palabras
y sabes por mis locas
estrofas hiladas
más de mí
que yo de ti
y tu bella persona,
despertando la inquietud,
de poder escribir
día a día algo para ti,
casi... sin conocerte
pero sabiendo
más de lo que imaginas
con sólo  mirarte.

*BOSQUE VIRTUAL

Te pierdes en el bosque
de ricos caramelos
que estallan de tu boca,
con tu solo pronunciar
las simples cosas de la vida.
Te escondes,
dejando el aroma de tu andar.
Te busco,
el suave perfume de tu piel
me indica el loco camino
angelical de tu figura;
las flores ríen,
los árboles cantan
y las hojas estallan
tras tu paso, mujer
de blues perdido
en la noche del jazz envuelta
en el rock sinfónico de las cuerdas
vibrando a tu nombre
sobre la almohada
de la última canción del día
solo para ti.
Ya estalla,
entre  pocas corcheas y bemoles
solo por y para vos.



*CALLE ANGOSTA.

Giras, entre viejos recuerdos
colgados de frágiles broches
en la soga de la vida,
una y otra vez,
mujer presente,
mágica bella y esbelta.
Sutil, envuelves el aire
de perfume azulado
cuando el sol despunta
y las estrellas brillan,
regresas entre aromas
a la suave almohada
del canto escondido.
Mujer, madre,
compañera de la vida,
la copa de tinto
elevo por vos,
en la noche de invierno
entre sueños rotos,
pronto sabrás romper el tiempo
y juntos quebraremos
la noche adversa de la soledad,
desnudando el alma,
en aquella calle angosta
del primer encuentro.


domingo, 10 de mayo de 2015

*LO SABES . . .

Mi táctica sería
intentarlo una vez más,
recurriendo a todo
lo que se te ocurra pensar.
Mi estrategia... buscarte,
saber más de ti,
gustos, aromas, libros, cine,
música, paseos y demás.
Pero no intentaré
nada de eso,
sólo esperare
que tú lo sepas,
sin que yo te lo mencione
y así correrá el tiempo,
sabiendo que detrás
de cada palabra
y muy cerca tuyo estoy,
solo debes
mirarme a los ojos
y lo sabrás,
aunque intuyo . . .
que ya lo sabes.

*AMANECER.

Asciendes
en un jugoso deslizar,
tus suaves líneas
cabalgan en mí,
desafiando el equilibrio
de la noche más esperada.
El relámpago de la desmesura
ilumina fugaz, errante, sutil,
la habitación y tú . . .
sonríes entre mis brazos
la prosa del adiós,
en la loca poesía
que juntos terminamos . . .
al amanecer.

sábado, 9 de mayo de 2015

*DE LA MANO.

Se va,
tras el correr de agujas,
el tiempo solitario de sábado,
nublado, triste, gris,
entre dulces melodías
de viejos vinilos
y antiguos libros.
Algún día sabrás de mí,
compartiremos la mesa
del viejo café,
y la larga caminata
será testigo
del encuentro de soledades,
en el nuevo tiempo
donde solo vos,
yo y el sol, dialogando,
veremos estrellas
en la tarde,
tomados de la mano.




viernes, 8 de mayo de 2015

*BRILLAS.

Brillas como estrella,
luciérnaga de la noche
rosa del atardecer,
tostada crocante
de la dulce mañana de invierno.
Tras pinos, acacias y médanos,
dulce como la mermelada
de labios, alegre
como el canto de tus ojos
y azul como la transparente
belleza de tu alma,
brillas única en la oscuridad.
Deslízate en mis brazos
como frágil poesía
entre comillas
y siente el éxtasis
de la prosa por tu cuerpo
dibujando la vida.
Mañana juntos haremos
todo realidad,
ahora... ven,
te espero, solo debes caminar.

*YA ES HORA.

Bella, celeste mujer
de silueta delgada,
cabello corto,
dulce caminar,
tu sonrisa endulza
la noche solitaria
de la prosa inerte
buscando callar.
Bella, mujer de la noche,
del libro entreabierto
por finalizar.
Mujer de las simples cosas,
sonríe, canta, baila,
que todo en la vida
se puede lograr.
Bella . . .
tómame la mano
vamos a caminar. . .
mi mano tendida
espera el momento,
creo que ya es hora,
atrévete ya.

ÚNICOS.

Dos mundos únicos
corren por mis venas,
mi vida va por ellos,
mi sangre mis sueños
mis preocupaciones
y alegrías,
dos placentas bañan
mi vida,
que echaron a volar en
la maratón de  la comunicación,
por las redes programadas
del éter y la web,
llegaron
en minutos,ambos
al sol cálido de enero,
él,es el recuerdo diario
fiel de mi querido abuelo,
ella,toda la dulzura que Víctor
expreso,de la noche más larga
que hemos vivido,presente
tenaz e inquieta
amorosamente dulce,
uno en dos
soles de mi tormenta,
aire de mi soledad
agua de mi desierto
alas del futuro,
mis hijos.

*DECISIÓN.

Déjame
encontrarte entre tu piel,
donde se pliega, 
y tus labios se pierden 
enloquezco.
Déjame buscar aquel amor,
perdido en el cruce 
de nuestros caminos,
en el valle por los dos soñado.
Déjame compartir,
hasta lo mas insólito,
jamás pensado,
como locos poetas 
de tiempos lejanos ya,
por todos olvidados,
que nosotros todavía 
recordamos en cada charla 
de café por medio.
Déjame solo intentarlo, luego
decidiremos qué hacer.