lunes, 30 de noviembre de 2015

*SIEMPRE.

Como eternos cascabeles
tu voz retumba en mis oídos
cada vez que te pienso.
Y pongo en práctica a diario,
tus consejos, sin pensarlo,
pues . . .
de vos aprendí
a poner en marcha
todo lo planificado,
y a romper los viejos esquemas
que, muchos, jamás entenderán
Pero que solo vos y yo
comprenderemos siempre.


*EN SILENCIO.

Nunca volví a esas playas
que juntos nos vieron pasear.
Ni tampoco a esos ríos,



en donde comenzamos a conversar,
mientras aquel sol de verano
vigilaba desde lejos
nuestros diálogos deliciosos.
Pero sé . . .
que el tiempo hará posible
que volvamos a encontrarnos,
como cada noche juntos,
en silencio, lo deseamos.

domingo, 29 de noviembre de 2015

*SOBRE Y DEBAJO.

Sobre el tinglado,
donde la luna refleja
el sudor de la noche,
se dibuja, casi  perfecto,
tu rostro gris y cansado
por el domingo que se fue.
Mujer ausente de palabras,
bajo tu voz rezonga nostalgias,

acunando notas sostenidas
en el saxo que evoca
tu nombre en la oscuridad,
debajo del tinglado
que se ilumina con el recuerdo
de tu voz sostenida,
entre reproches sin resolver
de pequeños enojos hilados,
sin sonrisas, que evocan
tu nombre cada mañana
entre esponjosas medias lunas
y leche cortada con café,
en la madrugada incipiente.

*SIN DISTANCIA.

Cada amanecer,
en medio del desayuno,
extraño,
como a media tarde . . .
cada anochecer y
hasta que tus párpados
caían de cansancio
recostada a la distancia.
Extraño . . .
las letras que
hiladas en el teclado robado,
llegaban desde el micro,
la habitación del primer piso,
o aquella acogedora pensión,
desde donde los consejos,
los secretos, los retos
y las confesiones
iban y venían diariamente
cuidándonos, protegiéndonos
y acompañando nuestras soledades
sin distancia.

*ENCERRADOS LIBRES


Como suaves colinas,
tu cuerpo se desliza y,
entre breves momentos
de perdidos domingos,
nos volvemos a encontrar
una y otra vez al atardecer.
Cuando el sol recibe,
con dulces guiños,
la llegada de la noche
donde solo vos y yo
vivimos el mundo
entre cuatro paredes
sin reproches.

sábado, 28 de noviembre de 2015

*TARDE DE DOMINGO.


Nieve aterciopelada
en tu piel que se dibuja,
como pequeñas escamas,
el sentir de mis manos
en cada caricia sobre tu cuerpo,
mujer de magia celeste plomizo
entre las húmedas sábanas
de aquel inolvidable domingo
y su lluvia sobre el zinc
de la vieja habitación
donde intentamos, sin saberlo,
perder el control ...
y lo logramos.
Cuando mojados de sublimes caricias
comenzamos a amarnos...
por primera vez.

*NUEVA FUNCIÓN

Cuando se apaguen las luces,
y el silencio corra,
desempolvando tristezas
y acumuladas amarguras,
sentirás el frío emocionante
recorrer tus venas. . .
y en instantes comenzarás
a vivir la historia inmaculada,
donde puedes o no
sentirte el protagonista,
con tus lágrimas o carcajadas,
pero ellos harán de ti
una nueva persona,
cuando en instantes
el buscador ilumine
el centro del escenario
y hoy... comience una nueva función.

viernes, 27 de noviembre de 2015

*MANTO DE ESTRELLAS

Entre paredes húmedas
y pisos gastados
descargas soledad,
mujer de las cosas simples,
los retos de las nubes
y los rayos del sol.
Por tu cuerpo corren
la impaciencia del dolor
y el rojo de la sangre,
que fluye en cada enojo,
sin control.
Vamos, las estrellas brillan
solo para vos,
en medio de la tormenta morada
del día por comenzar.
Entre palabras de azul diálogo,
sobre el manto de estrellas...
que a diario cubre tu andar.

*SIN DESPEDIDA.

En la piel de mi mano,
al recorrerte suavemente,
acariciándote,
sentí que ya tenías guardado
tu pasaje de regreso.
De tu boca solo salían
palabras entrecortadas
y, en tus ojos,
el tren partía sin regreso,
y en el silencio
fugitivo de tu andar,
la cabalgata cortó el clima,
nublando la noche,
sin despedida.

*EN EL MAR.

Me fui a a ver el sol,
entre blancas gaviotas,
la fría brisa sobrevolando
y sentí la fina arena
que acarició mi rostro . . .
Y entre huellas de sal,
recorrí la espuma de las frías aguas
que llevaban y traían tu nombre,
desdibujando tu rostro,
olvidando tus falsas promesas,
y ... a lo lejos
escuché la voz de la verdad
que me tendió la mano,
para volver a caminar sin mentiras,
a tu lado, mujer de magia azul
envuelta en prosas
de mis musas encarceladas
que desde hoy,
surgen solo para vos
y tu sincera verdad desde siempre
a pesar de mi ceguera pasajera,
la que quitaste... dialogando.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

*ACOSTUMBRADO

Colgó sorpresas en la reja,
de madrugadas frías
y chocolates helados.
En bolsas de diferente color
se esparcieron las intrigas
y un día llegó el sol,
entre bellas palabras
sostenidas de respeto,
ilusiones quebradas
y esperanzas frustradas.
Entonces la tempestad, iracunda,
hizo trizas el diálogo
y, en completo silencio,
el poeta cayó al abismo
donde... ya vive acostumbrado.

martes, 24 de noviembre de 2015

*PARTIDA

Chocolate con avellanas
y vino blanco frappé.
La mesa redonda y baja,
jazmines, velas
y perfumes de sahumerios,
en el rincón que yo armé,
para vos dulce mujer
de las cosas simples que,
entre páginas
de papel azulado,
como el color de tus ojos,
te esperan, para escribir,
la última poesía en la noche
de la eterna soledad,
antes de tu fugitiva partida.

*SIN TONO.

La noche se esconde
en la vieja avenida,
detrás de la historia
del día que se fue y,
entre terciopelos de rosas fugaces,

sobrevuelan hermosos
rizos de cabellos,
contando la tarde
donde vos y yo, mansamente,
pudimos conversar.
La increíble historia,
que quedó inconclusa
el día en que alguien
sin prejuicio alguno,
rompió con silencios
la comunicación
.

lunes, 23 de noviembre de 2015

*SIN CONTROL

Palabras sin sonido,
vacías, sin contenido,
se fueron fugitivas
contigo a divagar
entre espesas nubes
de polvo gris naranja,
entre el sol y las estrellas
se fueron a pasear.
Tu boca quedó inmóvil,
vacía de toda expresión.
Quedaron sin argumentos,
los latidos flojos,
y ya sin hilo, voló tu corazón,
como el surco de un cometa,
sin rienda y sin control.
Escapando sin motivo,
sin ninguna explicación,
de qué te había sucedido,
sin excusas y sin razón,
corriéndote del suspiro
que surgía en cada palabra
de tu sincera expresión.
.

*COMENZAR A VIVIR.

En la eterna
oscuridad del silencio,
la noche vacila
entre sentimientos encontrados
y la imaginación,
baila a su compás.
Mientras desvelás la luna,
sobre nubes plomizas,
sentada al final
de la vieja y angosta escalera,
esperando que la galería
se convierta en mar,
el pasillo en río,
los escalones en alas
y así poder volar,
para comenzar a vivir...
sin animarte.

domingo, 22 de noviembre de 2015

*ENCUENTRO

Deslízate suavemente
mis manos te acompañarán,
y entre tibias caricias,
nuestros cuerpos crujirán.
La noche de luna llena,
que por fin nos encontró
después de tantas palabras,
de conjeturas exactas,
de pensamientos y miradas
entre tus ojos,
la oculta complicidad y yo.
De nuestros secretos guardados,
desde aquel primer encuentro
en la vieja habitación,
frente a la galería,
donde el sol nos descubrió,
charlando la tarde.
Deslízate
y tu cuerpo entre mis manos
correrá . . .
entre suaves caricias
que nunca más olvidaremos.

sábado, 21 de noviembre de 2015

*LÁPICES DE COLORES.

Lápices de colores
sobre el tablero blanco
brillas cual mariposa,
y entre mis dedos
vuelan sobre la hoja
que abandona, muy despacio,
el blanco original
para dibujarte a ti,
mujer de los días
que se fueron,
entre mis manos blandas
por abrazarte
en el silencio de las hojas,
sin confesarte la verdad
por temor a que suceda,
lo que sucedió...
y solo tú lo sabes.

*FANDANGO.

Fandango cruel, medianoche,
y a lo lejos alaridos
de la vieja estación.
Vías muertas y el zumbido,
que mueve de risas el fantasma del tren.
Se fue . . .
llorando quimeras
por el viejo terraplén.
Juntando voces viajeras
que el tiempo,
entre sucios durmientes,
secó debajo
de los rieles perfumados
del barrio.
La niña murió en la noche
y el poeta la lloró,
entre rosas, jazmines,
chocolates y un suave...
y gris algodón.

*FUGITIVA.

Veredas de Buenos Aires,
noches de saxo y violín,
al ritmo de una quimera.
Entre ruido, smog y zinc,
las tardes se hicieron largas,
las noches ni qué decir.
Extrañando aquellos diálogos
de metafísica y más allá.
Pero vino el sol radiante
y a la luna te llevó
para conversar de cerca,
en la nube que aún estoy.
Esperando vuelva pronto
la estrella que parió al dios
de las viejas musas,
el mismo que una noche
me abandonó sobre Corrientes,
perdido en café La Paz,
sin libreta ni vieja pluma
donde a vos te escribí
con el alma en la mano,
el día que fugitivamente
el asfalto te fundió.

viernes, 20 de noviembre de 2015

*CUANDO SALGA EL SOL.

Entre largas pestañas azules
tus verdes ojos bailan el vals
de las simples cosas, morena.
En la noche,
donde tu silueta se ve dibujar,
tras el transparente rojo
del vestido largo, suelto y frágil
que viste tu andar:
Sos primavera
en la noche de otoño
y verano frágil
en el noviembre de hoy.
Vení, toma la copa del tiempo
y brindemos,
la noche recién empezó
cuando, terminado el baile,
entre mis brazos,
bailaremos juntos
el hermoso encuentro,
solos vos y yo,
entre luces, que en tenue silencio,
me dirán tu nombre
cuando salga el sol.

*ENTRE MIS BRAZOS.

Sobrevuelas
entre lágrimas de metal
los viejos tinglados de zinc.
El sur te llama,
el centro corea tu nombre
en re sostenido
y el norte espera
tu paso lentamente.
Mientras aquí,
espero de vos
solo las palabras
que solo vos sabés explicar,
si las tienes,
o si el corazón las deja fluir . . .
como lo hice yo
aquella loca madrugada de enero,
entre mis brazos.

*SE HABLABA DE VERDAD.

Entre viejos recuerdos
de buzones y de umbrales,
de esquinas que recuerdo hoy,
se fueron las noches,
de naifas y de amigos,
en un dos por cuatro
de otra realidad.
Donde la palabra tenía valor
y todo, al andar y sin vueltas,
se decía cara a cara, sin más.
Nada se escondía
detrás de cualquier excusa.
Donde todo se cumplía
y se empezaba a andar.
Las conversas eran largas
en aquellos viejos fecas,
pues nadie escabullía
la palabra en los móviles.
Todo era más sano,
y se hablaba de verdad.

*MURIÓ

Escapan las nubes
de octubre, en noviembre
y esa vieja esquina
del buzón carmín.
Se escucha de lejos
el tango azulado,
llorando las quejas
del gris bandoneon,
pues partió la dama
sin jaque ni mate.
Se fue en la carroza
de un solo color,
envuelta en tristeza
de amargos colores
sin decir palabra...
cuando él murió.

jueves, 19 de noviembre de 2015

*TRANSPIRADA EN SOLEDAD.

Tu aliento susurra en mí.
Debajo de la piel,
tus caricias acomodan las palabras
en la noche solitaria.
Tus manos pueden más
que tu corazón
y desparraman ternura
en el éxtasis de la madrugada
que llegó sin el sol, a medianoche
donde, transpirada,
despiertas... en soledad.

*CANCIÓN DE LLUVIA.

Mientras caminas
solitaria por las calles
y los plátanos
te empujan un estornudo,
las baldosas salpican tus borcegos
y la tarde te dibuja en soledad.
Tus pasos silencian las veredas,
tu cabello se pega en tu rostro,
y, a lo lejos,
se escucha la canción,
entre fuelles y rezongos, la milonga.
Anuncian por tu rostro
la canción.
Anochece, ya oscurece en Buenos Aires,
y por tu mejilla llueve... la mejor canción
.

*HUMO.

Se esconde la luna
detrás de los viejos álamos
a la vera del viejo camino,
entre perfumes confusos
de girasoles y margaritas
allá . . .
donde prometimos
matar con la paz el hambre
y con la palabra, el odio,
enterrar en zanjones
de diálogo y armonía,
el día murió.
Las estrellas dejaron su suave titilar
y vos . . .
huiste tras ellas,
hacia una guerra
que jamás has de ganar a solas.

*A LA LUZ DE UNA VELA.

Sos imprudentemente perfecta:
en tu forma de andar,
tu voz surge
pronunciando relámpagos
de tu cuerpo sudado.
Y en cada explicación de vida
tus lágrimas bañan
las manos de arduo trabajo
cada noche, mientras,
desenredas suavemente tu cabello
frente al pedazo de espejo
del viejo ropero, en la pensión,
donde vuelves a ser mujer
entre mis brazos,
después de sacarte la máscara
que a diario te acompaña.
En las calles
junto a tu inseparable
bicicleta de reparto
de viejos diarios,
con buenas noticias,
amarillentos pero felices.
Como vos, desnuda sobre mí,
te reís en cada noche
festejando el mundo,
que juntos recreamos
entre cuatro paredes húmedas
a la luz de una vela.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

*SUEÑO HÚMEDO.

Tu cuerpo transpira
lágrimas de alegría,
envuelta en susurros
de amplia seducción,
y entre las palabras
que esconden secretos
recuerdas la noche
del grito feroz.
Donde aquella sábana,
en que dormías envuelta,
acurrucando sueños
de un soplo voló.
Cuando muy sensualmente
te susurraron al oído
los ángeles del barrio.
Y en sus brazos
te acunó la mejor pesadilla
que habías tenido
desde aquella noche
en la que me marché yo.


















*TIGRE.

Tu hermosa cabellera
cabalga al ritmo de la noche,
sobre mi floja cintura.
Tus rubios cabellos, lacios y largos
se enredarán en mis dedos tensos
en la tiniebla del único foco que,
a lo lejos,
deja encender tu figura
entre sombras de pasión
descontrolada . . .
que controlada por años
hoy desatas sobre mí










una y otra vez, sin mensura
ni censura previa,
sobre el viejo diario,
olvidado en la cama
de la vieja casa,
en la solitaria isla del Tigre,
donde te encontré.









































Obsecuentes del tiempo, traidores de las agujas del reloj, complacientes de la noche de los viernes hasta que el sol nos raja de las calles y cómplices de los sábados a orillas del río con tibio café o mirando pescar la luna, entre lágrimas y sonrisas. Abrazadores de penas en la soledad del domingo, con la  voz detrás del teléfono y compradores de minutos en la tarde del mismo para compartir mates amargos en la tarde que se va comenzando la semana. Delincuentes de carcajadas recordando viejas e inolvidables historias sin tiempo ni memoria, escuchas corredores de malos momentos, sus palabras y sus abrazos son mimos de la vida desde el alma y sus consejos son retos bienvenidos en gritos para ver la realidad entre palmadas de "aquí estamos", sin importar el día, la hora, el frío, el calor o lo que pueda pasar. Queridos delincuentes, familia elegida, qué lindo que los parió la vida y hoy están como siempre Amigos.

jueves, 12 de noviembre de 2015

*ENTRE VIRUTAS

Azules virutas
de hierro quemado,
cincelan tu cuerpo desangrado,
en lágrimas guardadas
que solo encubren miedo y soledad.
Detrás de las nubes
el sol te ilumina,
pero tu ceguera
no te deja ver
el maravilloso resplandor
de los bellos colores
que la vida, a diario,
nos muestra al andar.
Hormiga viajera
de puerta tras puerta, viví.
No te escondas,
pues será tarde ya,
cuando de las nubes,
te quieran cantar,
el canto de la vida
que no quieres escuchar.

*EN SILENCIO.

La fábula terminó en silencio,
sin punto final ni moraleja oculta.
Entre renglones de rompecabezas,
y entre secas ramas
de inútiles recuerdos,
la niña partió sin rumbo
dejando mentiras tras sus paso,
promesas en sus palabras
y huecos de sin razón,
en un tiempo perdido,
sin color, ni ton ni son,
pero... al divino botón
.

martes, 10 de noviembre de 2015

*PÁNICO.

Va y viene,
me asusta y transpiro.
Me agito, me voy.
El miedo me acosa
y me da calor.
Ahora disfruto,
pero ya me voy.
Jaquecas y náuseas,
me hacen disparar,
no sé qué me pasa
pero... yo mejor me voy.

*REENCUENTRO.

Me perdí en la noche
de un loco Palermo
buscando entre luces
los sueños de ayer,
busqué entre rostros
de gente vencida
tu alma perdida
y no la encontré.
Mujer de las prosas
vacías al viento,
llena de mentiras
que recordaré.
Un día, la noche,
le hará sombra al día. . .
y en alguna esquina,
sola y entre lágrimas,
te reencontraré.

lunes, 9 de noviembre de 2015

*CAMINANDO.

Entre hojas de plátano verde,
la vereda de esponja brotó
en las calles del barrio.
Donde ella, por las tardes,
sola caminó . . .
entre el ruido de viejos camiones,
colectivos, autos y el sol,
sus pasos descubrieron
las sombras de jilgueros
y un canto en do,
mariposa de mil soledades,
entre humos de dulce color,
escondiste la luna esta noche
con las nubes
de tu propio dolor,
disfrazado de lágrimas turbias
que en tu rostro
una estrella parió.

*CORAZÓN HERIDO.

Recorrí tus entrañas,
salvajes de pudor
y libres de vientos oscuros
del pasado,
creyendo cada palabra
que de tus labios brotaban
humedeciendo el clima
de la tarde gris,
entre blancas sábanas
de duro almidón.
Hasta descubrir, entre llantos,
nombres desconocidos,
palabras vacías
y promesas huecas,
después de disculpas sin sentido
perdonando el llanto,
esperando el tiempo del olvido.
Pero, cargando tu cobardía,
partiste con motivo,
al no poder sostener
más la mentira,
que brota de suspiros vacíos
y de tu roto corazón herido.

*SOLA

A tu cuerpo, entre algodones,
quise cuidar al andar.
Pero mentiras azules
fueron rompiendo los copos
y te caíste al callar.
Sin poder sostener la plegaria
que, a diario, querés sembrar.
La noche escapó entre lágrimas,
huyendo de la verdad,
y las palabras, con el viento,
ya nunca regresarán,
porque las olas se llevaron
letras que salieron del corazón
para vos,
niña, sin edad y sin razón.
Te rodearán mil sahumerios
y mil ventanas se abrirán,
pero un día esas mentiras,
todas . . . te las cerrará.
Será ese el día que conozcan
tu verdadera personalidad.

domingo, 8 de noviembre de 2015

*CINCO Y CINCO

Caminando el amanecer
entre viejas veredas, me detuve.
Al ver tu luz recordé,
el rito que, cada mañana,
invade tu cuarto,
y detrás de la blanca cortina
tus manos abrazando
la humanidad.
Pero tu corazón está vacío
para ayudarte.
Una lágrima cayó por mi mejilla
y, al volver,
los rayos del sol naciente
la secaron.
Ya que tu voz solo suena,
para algunos.

*NUBES.

Te iré a buscar
a las sombras del cielo y,
entre las nubes,
escribiré tu nombre
con estrellas fugaces
como vos.
Y te llevaré,
marcada en mis recuerdos,
atada a mi cintura,
el día en que te encuentre
despojada de tormentas
y bañada en sudor.
Nos abrazaremos
en el campo de las palabras
que hoy no tienes,
pero algún día,
el menos pensado,
llegarán a desatar esa coraza
de hierro al rojo vivo,
que hoy te encierra.

*PASÓ.

Pasó la tempestad,
y se llevó la alfombra;
debajo aparecieron las mentiras,
y las especulaciones.
Pero la oscuridad se hizo sol,
iluminando rincones,
vaciando débiles promesas
y limpiando fechas mentirosas
de almanaques irreales.
Porque el silencio
puede más que mil palabras
pero las mentiras
rompen reglas y códigos,
anulándolo todo.
Sin buscar más explicación.
.

*QUIÉN SOS.

En la quietud del domingo
el sol remueve lejanos recuerdos
y transita imágenes y fotos
detrás de viejas historias.
La brisa acaricia palabras
llevándose con ellas
esperanzas de cambio.
Y el reloj nos invita
a recortar la música en poesía
sobre hojas en blanco
y teclados vacíos,
a la espera de la musa
que, escondida, llegará
entre arco iris de palabras
para ser hiladas
mientras te espero...
Porque existes en algún lugar
y... no sé quién sos.

sábado, 7 de noviembre de 2015

*TE ABRAZO

Entre la suave brisa
y el color de tus ojos
frente al mar,
suspiro recuerdos
de dulce armonía,
abrazando el saxo
como si fueras vos,
hermoso suspiro de medianoche,
y... la brisa va,
y la brisa viene,
como aquellas olas
que borran tu nombre
en la tierna humedad
a orillas del manto
que envuelve de sales
tu nombre que se va.
Mientras te abrazo,
una vez más...
en la soledad del cuarto
que me protege.

*POR DÓNDE.

Se escondió la luna,
en la mañana crocante,
de un sábado rozagante
de primavera al volar,
de tus ojos tan brillantes
mujer de tono azul al hablar,
que enmudeció Buenos Aires
cuando se te vio llegar,
cubierta de fama y estrellas
que cuelgan con tu andar.
Hermosa sonrisa, bella,
esta noche,
¿por dónde andarás..?

*SUTILES TRAMPAS.

Desempolvando rincones
de viejas deudas pendientes,
encontré sal y pimienta
en sobres color marfil.
Acuné recuerdos falsos
de bibliotecas antiguas
y, entre libros,
la mentira sobresalió a saludar,
se escondió la dignidad
rompiendo viejos relojes
de la cruenta y cruel realidad.
Y desenmascaró la verdad,
pero los viejos cajones,
cerrados bajo la llave,
escondieron la promesa
de falsa fidelidad,
a principios encantados
de no cumplirse jamás,
quedando entre telarañas
encerrada la verdad,
que nunca sabremos como,
en segundos, marchitó
la rosa que anoche brotó...
y esta mañana murió.

viernes, 6 de noviembre de 2015

*SIN RESPUESTA.

En la quietud
de las sombras del cuarto,
desde los libros
crujen las historias jamás pensadas
y los vinilos hablan
en el silencio del tiempo sin púa.
Mientras la soledad,
me impulsa a escribirte
una y otra vez,
mujer de los cien días,
entre musas encubiertas
de fantasmas celestes
sobre el abandonado tablero,
que sonríe en soledad,
acompañándome, como cada día,
sin respuesta... mientras te busco.

jueves, 29 de octubre de 2015

*EN VANA LOCUCIÓN

La llama de la vela
que detrás de tu cuerpo ilumina,
envidia la silueta
de ángel soñador,
que marca tu figura en sombra
tapizando la hermosa noche azul
de sueños postergados.
Y fuiste anulando
el diálogo y la cita.
Creyéndote importante,
endiosando tu andar.
Pero las cosas simples
que marcan nuestra vida
son la valentía,
la razón y la verdad.
El resto es solo una fábula
que inventas en tus sueños...
y vivir en un sueño
no es la realidad,
pues la vida son momentos
que debemos vivir,
no solo anunciarlos
en cada alocución,
sino ser parte de ellos,
con esperanza y amor.

miércoles, 28 de octubre de 2015

*PALABRAS AL VIENTO

En el corto tiempo
que intentaste
vivir lo postergado,
quisiste volar
más alto que el cóndor,
saltar corriendo los días,
los minutos y las horas.
Borrando con el codo
lo escrito con la mano,
y... los fantasmas
pudieron más que la razón,
traicionando los días.
Vaciaste la valija
del viaje por emprender
regalando los pasajes,
y ...
solo vos te encerraste
en la liturgia del tiempo
que no marcan los relojes
sino el sentido común
de hacer posible lo imposible,
solo con voluntad.
Sin ella,
los discursos son hermosos,
pero sin ponerlos en práctica
son solo palabras
que se las lleva el viento.

sábado, 24 de octubre de 2015

*ABANDONO.

En la estrella
que, noche a noche,
busco mirando al sur.
En las hojas en blanco
que completo con letras,
recordándote.
En el proyecto de las cosas
de cómo debieron ser.
En el diálogo de todo
y en los amargos silencios
de solitarios domingos.
En esos mates compartidos,
y los cafés de la tarde,
apenas salpicados con leche.
Y en la soledad
del sábado por la noche.
Siempre, aunque lejos,
te recordaré
como el mejor intento
de aquello que pudo ser
y que abandonaste.

*PALABRAS

Rápidas, lentas,
confusas y fuertes;
en idiomas diferentes,
cariñosas, humillantes,
dolorosas, deliciosas,
tristes y alegres.
Con sonrisas o con lágrimas;
enojadas o plenas de alegría.
Van y vienen,
se expresan y fluyen.
Las palabras...
base fundamental del diálogo.
Es una lástima, pero,
a veces... especulan y mienten.


*TRUNCO PROYECTO

De vos me quedan
bellos recuerdos.
Charlas de mate de por medio,
algunas hermosas y otras no tanto.
Me quedan, también,
muchos proyectos por realizar,
pero quien pone fecha de vencimiento
a un proyecto que,
desde el comienzo,
presenta una dificultad
jamás terminará su obra,
pues los cimientos que no se ven,
son, siempre, la base de todo.
Costosos, de mucho trabajo,
abandonarlos es como dejar
que el final feliz
lo disfruten otros.
La escuadra esperó en el tablero,
intentarlo fue la idea,
pero quien borra con el codo
lo dibujado con la mano . . .
jamás termina su proyecto.
Las líneas volarán en vano
al pozo de las ideas vacías.





-BUSCANDO (??)

Entre viejos adoquines,
ya tapados con asfalto,
las venas de Buenos Aires
intentan el respiro
de un pasado cercano de luz,
por las calles del tango...
entre un blues y una milonga
que se mezclan con el rock.
Mientras suenan las violas
entre pizza y moscato a lo lejos,
Corrientes comienza a apagarse.
Yo te busco en las sombras
de los viejos buzones,
del recuerdo enquistado
en esquinas de bar,
mujer de magia verde
inmadura y altruista,
para hacer de una prosa
mi historia final.
Entre viejas estrofas
de tangos bluseros,
del Tortoni a Saavedra,
una y otra vez.
Te volveré a buscar
cada noche de sábado,
que envuelto en nostalgia,
te escribo,
acompañado de mucha soledad.