sábado, 27 de diciembre de 2014

*INCREÍBLEMENTE

Increíblemente,
cuando la oscuridad del alma
dormía el letargo rítmico
del corazón gastado,
después de muchos años,
acostumbrado a la fría rutina,
aquella mágica
tarde de domingo,
un hilo de luz

rompió las duras fronteras,
la confianza pudo más
y le ganó al asombro,
entonces me acosté pensándote.
Pasaron los días,
y seguirán pasando.
Tú pusiste en marcha
los mecanismos
con dulzura y amistad.
Hoy somos
lo que fuimos y seremos, juntos:
la increíble y secreta historia
jamás contada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por comentar mis letras....espero tu próxima visita....."