martes, 30 de diciembre de 2014


Mi amigo Osvaldo

Hay una fuerza motriz, más poderosa que el vapor , la electricidad y la energía atómica :  “LA VOLUNTAD”  ( Albert Einstein)
Eso es lo que le sobra a mi amigo Osvaldo …A quién conozco desde hace ya 45 años…
Siempre voluntarioso ( No sé de dónde saca las fuerzas , para hacer tantas cosas , y además tener tiempo para escribir esos poemas ,que tanto cautivan a los corazones femeninos de todas las edades  ).
Siempre de buen talante……
Siempre soñando ……………Como soñábamos de adolescentes con un mundo y un país mejor … y como los sueños , sueños  son,  no pudimos ver ni una cosa ni la otra.
Siempre –de pibe*--más preocupado en leer algo de Cortázar o de Borges , antes que preparase para el examen de alguna materia técnica , donde era prioritario , estar más al tanto,  de a que temperatura  se pulverizaba el cemento , que la pulverización ocasionada por la máquina de matar hormigas , que describía Julio en “ Los venenos”
Siempre por Saavedra … su “rioba* “
Si amás a alguien no tenés que fingir Carlitos  !!!.
Me retrucaba cuando yo le cantaba las estrofas del tango : “Pa que sepan como soy” --del flaco Aroldi, --donde se expresaba justamente  lo contrario
Siempre auténtico…

Ese es mi amigo Osvaldo…………..y siempre será así……


Carlos Lopez.

-HORACIO


Me enseñaste
a  ver rodar la luna
y casualmente anoche, por Callao,
me puse medio melón en la cabeza
y le escribí a ella…
desde la quimera
que más de una vez
nos contaste en la academia
o sentados en el Tortoni,

loco corbatín  nocturno,
tus letras suenan tango
desde lo más profundo
y orejean la vida
de marcados naipes compartidos
por locas bicicleteadas,
noches de café
y filosofía barata
de trajes gastados
en la noche porteña.
Horacio,
maestro de la vida en poesía,
de la noche en verso,
del pentagrama sobre la pared
dibujada en historia del tango
y de la vida.
Astor ya te esperaba,
juntos escribirán
la balada más loca de la vida,
en la nube que juntos habitarán.
Chao, hermano
a disfrutar la gira,
en algún rincón de la noche,
nos volveremos a encontrar.

lunes, 29 de diciembre de 2014

-REUNIÓN DE AMIGOS


El flaco Aroldi
y el entrañable Oscar Viale,
la mesa contra el vidrio
de casi todas las noches jueves.
Los tres con cigarrillo y café.
Calle Corrientes, taquería,
Falcón verde,
un millón ciento trece,

sospechosos de pensar.
Documentos YA,
siempre amables:
el pibe es mi sobrino
-dijo Oscar-,
¿por qué no me lleva a mi?
dijo el flaco.
Dejá esas poesías,
yo las guardo
y anda que perdés el bondi.

Se fue una noche más,
la mano de los dos,
el beso y
la pregunta de cada jueves,
¿nos estamos viendo?
Cuidate.

sábado, 27 de diciembre de 2014

-AMIGOS POR SIEMPRE



“Bar cerrado, a partir de hoy  debido a la inseguridad creciente en nuestro barrio sumado a la dura situación económica, desde el día de la fecha, la casa cerrará sus puertas desde la 1 a las 6 de la mañana” , un cartel con leyenda similar me encontré anoche en nuestro querido bar donde sábado tras sábado nos juntábamos a esperar el día para desayunar. Rápidamente y gracias a los celulares nos reencontramos y la mesa se formó como siempre en el viejo bar de la calle Cabildo y Ugarte donde, allá y a lo lejos, hace muchos años comenzamos noche a noche a juntarnos después de caminar unas 30 cuadras para llegar.

Hoy, pasados más de treinta años volvimos, El Savoy, nos volvió a recibir como siempre y rodeando la mesa nos encontramos pasadas las 4 de la madrugada, como cada sábado por la noche o domingo de madrugada de acuerdo a la óptica de cada uno y allí estaremos como lo estuvimos hoy sábado tras sábado intentándolo todo, la política como eje principal, luego el fútbol y la vida, reuniéndonos como lo que fuimos, lo que somos y seremos, amigos simplemente amigos, con todo lo que incluye esa simple palabra con tanto contenido.

*NOCHE CERRADA


Noche cerrada,
calle mojada,
niebla, frío,
ladridos, soledad.
Luces que van
apagándose con tu andar.
La mochila, el bolso,
tus pasos, el regreso
al origen, al nido.
Cincuenta horas
y miles de recuerdos.
Dos desayunos,
dos almuerzos,
dos cenas:
la dosis para seguir sola
pero llena de amor.
Atrás, la ruta.

*INCREÍBLEMENTE

Increíblemente,
cuando la oscuridad del alma
dormía el letargo rítmico
del corazón gastado,
después de muchos años,
acostumbrado a la fría rutina,
aquella mágica
tarde de domingo,
un hilo de luz

rompió las duras fronteras,
la confianza pudo más
y le ganó al asombro,
entonces me acosté pensándote.
Pasaron los días,
y seguirán pasando.
Tú pusiste en marcha
los mecanismos
con dulzura y amistad.
Hoy somos
lo que fuimos y seremos, juntos:
la increíble y secreta historia
jamás contada.

*SI NO ESTOY...


Si no estoy,
me fui con la luna
a cuidarte de lejos.
No te diré adiós,
cumpliré la palabra,
nunca te dejaré sola,
tú ya lo sabes.
Yo siempre
me sentiré acompañado
pues, por suerte, ya sé
que lo que siempre busqué
existe en la maravillosa persona
y sorprendente mujer
que eres tú.

viernes, 26 de diciembre de 2014

*SI VOLVIERA A NACER


Si volviera a nacer
y una estrella me contara
de ti en secreto,
recorrería el mundo
buscándote.


Pero el destino quiso
cruzarnos aquel día,
en el éter sublime
de la comunicación.
Hoy, sabiendo que existes,
tu nombre, dónde vives
ya te sé única,
no debo buscar más.
Si me dejas, a tu lado,
no ocuparé lugar,
solo cuidaré de ti
amándote en silencio
el resto de mis días.

-Saludos...



Estimados amigos trashumantes de la vida, revolucionarios de siempre, anarquistas de la amistad, compañeros de la mesa del rincón de las letras hiladas, del umbral de la esquina del buzón, del exilio y la revolución, portadores de la mejor de las armas (la palabra), de las carcajadas y los llantos,de la sonrisa justa y la lágrima compartida, de los escalones de la vieja escalera, del paseo, la ruta, el río y el mar, compañera de ruta y desvelos, de la pizza, la Coca-cola y la poesía que aún buscamos escribir entre todos y para todos: Feliz Navidad y prospero Año Nuevo.
Suerte, que el 2015 nos encuentre unidos como siempre, desparramados como de costumbre, pero felices de habernos conocido y compartir juntos esta linda vida, los quiero mucho, y a vos, te mando un fuerte abrazo y nuevamente gracias por  sacarme de la cenizas y ayudarme a volver a confiar.Osvaldo

jueves, 25 de diciembre de 2014

*OJOS PARDOS


Tus bellos ojos pardos,
la punta de la nariz,
tus brazos y cadera.
Los largos
y bellos pendientes
que coronan tu rostro.
El color de tu cabello,
las manos,
con que tomas la pluma
o aprietas las teclas
con las finas yemas
de tus hermosos dedos.

Los empeines
que no conozco.
La espalda,
que imagino en versos.
Tus delicados pechos
y ocultos pezones.
Todo es
brutalmente hermoso,
porque todo eres tú,
la mujer más bella
de la que jamas pensé
que podría enamorarme.
Pero día tras día sucedió,
de tal manera,
que no necesito nombrarte
para que te des cuenta
que te hablo a vos.



*ENTRE NUBES

Abro despacio esta mañana
la ventana al día. Está gris.
La neblina cubre
la reciente llegada de la primavera
y entristece el día.
Cierro los ojos
e imagino el cielo limpio,
el azul intenso, el sol
y la mañana de mar
a tu lado.
Imagino que sueño,
pero ya no,
solo puedo
pensar en vos.
Busco tu nombre
entre las nubes espesas
y te encuentro,
como casi todos los días,
sin nombrarte.












miércoles, 24 de diciembre de 2014

*NIEVE DE BRONCE


Cuando duermes,
arrullada entre mis brazos,
y descansas tu mágico pudor
sobre la suave luna de la noche,
agosto baila
y recuerda mayo en poesía,

esperando la prosa
de la primavera,
en tu sueño de invierno
sobre mis brazos de otoño,
que abrazan el invierno
de tu malestar olvidado,
en las altas cumbres
de tu dolor.
Rostro en sonrisa
de nieve y bronce.

*SENTADO


En la soledad
de los rincones,
donde el alma
busca recuerdos
y encuentra lágrimas,
sigo buceando

en la nostalgia de saber
que, detrás de todo,
existes.
Como alguna vez,
sentado en la cima
de la ardua
colina de la vida,
así, sin conocerte...
te imaginé.

*ASÍ TE VEO


Ojos pardos,
miel de encanto
en sol fuerte del mediodía.
Manos pequeñas,
cintura de ángel,
suave y pausada
voz del amanecer.
Única...
así te veo
cuando después de cada beso
tu encantador pudor
escapa a la distancia.

*BESARÉ

Te besaré, tan lentamente,
que sentirás
cosquillas en la piel,
tal como una pluma
que recorre tu cuerpo
ya humedecido.
Mis labios te harán olvidar
quién eres, quién fuiste
y qué pasó antes por ti.
Porque después
de un largo recorrido
entre estrellas, tormentas,
sol, luna y lluvia
solo me recordarás
el resto de tu vida.
La que... compartiremos.

sábado, 20 de diciembre de 2014

*ANTES DEL AMANECER...


Antes del amanecer
envolveré la historia
en papel barrilete
y el viento, se encargará
de llevar el secreto
de nuestro pensamiento
y, solo el silencio,
será testigo
de la conversación
de nuestras almas.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

*CUANDO SE MUEVA TU EJE


Cuando se mueva el eje
de tu pesada angustia,
gritando tristes recuerdos
en hojas húmedas por tu dolor...
Volverá el sol,
brillarán letras de tus ojos
y besando tus empeines
acariciaré las rodillas
posadas en mis hombros,
mientras clavando tus uñas
gritarás la poesía más bella


y, más juntos que nunca,
bailaremos frente a la noche,
mientras una luna llena,
nos da la bienvenida.

lunes, 15 de diciembre de 2014

*ENTRE TINIEBLAS LA NOCHE...


Entre tinieblas la noche,
quejándose un bandoneón.
Voy caminando despacio
por San Telmo en si bemol,
pisando un poco de historia
esa que ya se olvidó.
La de zaguanes y romances,
una dama y una flor,
la serenata en poesías,
la guitarra y un clavel
en la solapa del traje
allá por el tiempo aquél,
donde todo era correcto:
el honor y la mujer,
el amigo, el respeto
el saludo y el usted.

Hoy se perdió todo aquello
el progreso lo mató,
no comparto tanto cambio,
que hoy es para peor.
Recuerdo quisieron echarme,
me corrieron, persiguieron
y hasta quisieron matarme,
pero aquí me quedé yo.
Hoy no lo pienso dos veces:
si puedo, me rajo yo.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

*ARRÁNCAME LA VIDA


Arráncame las entrañas,
las venas, el esternón
pero no me pidas nunca
que te diga adiós.
Escucha uno por uno
los latidos del corazón
que ya te he entregado.
Verás, un día moriré,
pero jamás
podré decirte  adiós,
y tal vez entiendas
lo que se siente
vivir amándote
pura y exclusivamente
a ti, como nunca antes,
lo he sentido así.

Puede  que suene ridículo,
infantil, de poco hombre,
puede que sea hasta cursi
decir lo que siento yo
pero eres tan hermosa,
increíble, mujer,
que todo lo que escriba y sienta
es poco comparado contigo.

martes, 9 de diciembre de 2014

Y se hizo la luz.

Tenemos aquí a un hombre de sus tiempos, con el buen don de poner en palabras sus sentimientos más profundos. Quienes disfrutamos haber transitado diversos caminos a su lado,  conocemos que sus tiempos (y los nuestros) fueron cambiando,  y él fue cambiando con ellos. Pero, fueron invencibles su sensibilidad, su compromiso con las causas que en los tiempos enlazaron su corazón, y la sabiduría que, de día y de noche, el barrio le dio.
Me embarga al escribir estas palabras, la misma emoción que hace casi treinta años se adueñó de mí, cuando tuve el honor de prologar un libro de su pluma. Eran, aquellos tiempos de papel, tinta y encuadernación, como recursos obligados para la publicación; y, en estos tiempos, aunque parezca que mucho cambió, uno siente que algo no cambió, que se mantiene la sensibilidad y el compromiso (la esencia), aunque la pluma (o la birome) hoy sean un teclado y el papel una pantalla. Creo que es cierto,  y tengo para mí, que en la intimidad de su creación la lapicera y el papel no han  desaparecido en su acto de dar luz a las letras.
Tenemos aquí a un hombre forjado en los años, esos taimados que tantas veces se llevan nuestros cabellos, pero que no han podido con sus ilusiones y sus compromisos. En sus letras el lector atento descubre que la vida empieza cada día, con la sorpresa que lo espera como desayuno. Leyendo sus textos, uno descubre a ese hombre que sigue esperando la sorpresa de cada día; cuando aún lo triste puede ser esperanza, y junto a la alegría, alimentos para la creación.
Cómo no sentir que hay vida en la sabia combinación de letras que usan los creadores para construir sus palabras, y que luego hay más vida en la sabia combinación de sus palabras. Frente a la creación literaria, a los demás, al resto, nos queda la sabrosa posibilidad del disfrute, de la emoción compartida, de la lágrima reprimida y de la sonrisa que se escapa.
Es la hora de zambullirnos en las letras de nuestro respetado Osvaldo y entregarnos sin pruritos a sus letras, su emoción, su sensibilidad y su compromiso.

Y aunque al finalizar, se haga la noche, ya no será la misma noche después de cruzar el caudaloso rio de sus palabras.

Gustavo Del Vecchio


domingo, 7 de diciembre de 2014

*LLEGASTE


Llegó tu sonrisa
y, sin distraerme,
te encontré
en mis sueños guardados.
Diamante del presente,
amanecer de dulces rosas,
olvidar el antes
a partir de ti, ya es posible




pues la vida hoy
sigue sólo contigo
en el bello arco iris
de cada amanecer
sabiendo de ti.

sábado, 6 de diciembre de 2014

*TUS OJOS


Tus ojos son lápices
que dan forma
sobre la hoja en blanco
entre los dedos,
volcando pensamientos
en pluma de plástico
azul marino.
Fuerza del agua que corre,
del fuego que arrasa.
Tus ojos,
la máxima expresión,
dicen lo que no puedes de ti.
Con solo mirarte,
en ellos me encontrarán,
si piensan que me he perdido
estaré siempre
pegado a sus pupilas
escribiendo, por fin,
la loca poesía
que aún no he podido.

*ETERNA AMISTAD


Reirán mensajes, letras, pantallas
y la tecnología nos abandonará.
Hablaremos... no lo sé,
pero intuyo en lo desconocido.
Conocerte más,
y de atrevidos desnudos
y abrazados nos conoceremos
más que muchos
que llenan sus bocas de inseparables.

Ellos no conocen
el latido del alma,
las lágrimas del estómago
o el sudor de la jaqueca
que conoces tú de mí,
como las costillas,
de secretos melancólicos
o la espalda de tus recuerdos
que veo en cada gesto de tus días,
sonrisas y nariz;
el mundo sigue girando
y nosotros en él
pero sabiendo
y para que sepan todos,
que nada ni nadie
podrá separarnos pues,
la húmeda dilatación del útero,
jamás será más importante
que nuestra erecta y sublime
penetración de almas
en el mundo más sensual
de nuestro interminable y bello
sexo de las palabras.