viernes, 17 de enero de 2014

LINDA CONVERSACIÓN



Las gaseosas y la mesa de madera de la heladería ALPINA de la ruta 197 fueron una simple excusa para volvernos a encontrar, la vereda y la reja que nos separaba de la calle, mientras la llena luna nos fue acompañando escondiéndose tras el pino y luego, sobre la ya no tan, transitada ruta, fueron testigos de una linda conversación, de un nuevo encuentro donde todo se trasformó en maravilloso entre ambos, mientras el calor de la noche no dejaba de castigar nuestros cuerpos, que sentados, relajados y disfrutando de la amena conversación, hicieron que un jueves se transformara en sábado y que los minutos se convirtieran horas, mientras nuestras manos simplemente enlazadas seguían conversando entre ellas, como nosotros dos lo hicimos anoche.