jueves, 20 de julio de 1978

ME ECHARON DEL MUNDO.

Un día,
no sé ni cuál
me detuve a pensar,
pensé al  amigo
a los padres,a los hijos.
Ese día
desperté y recordé,
las guerras,el hambre
la mentira ,el odio
y la maldad.
Esa hoja de almanaque
la pensé,la analicé
lloré al amor,
ajusticié la justicia
y grité libertad.
No seque día
pensé en vos,
en mis hermanos
en la humanidad
y grite muy fuerte.
Pero ese día
no sé que día
no pensé cual,
ustedes . . .
me echaron del mundo.

miércoles, 12 de julio de 1978

OCULTAS MENTIRAS.

Me quedo con los días que me diste,
con el beso esperado, con tu sol.
Me quedo con tus gestos y sonrisas,
con tus malas caras y tus no,
fue hermoso conocerte aquella noche
buscarte entre la gente, mirarte,
tenerte entre mis brazos y robarte
siete números sueltos y llamarte.
Me quedo con la bronca de las horas
que hicieron conocerte y me conozcas,
me quedan tus fastidiosos silencios
tu mujer inmadura, tu niñez
y escuchar de tus labios la mentira
no quiero que te vayas de mi vida.

lunes, 3 de julio de 1978

CHAU FLACO.

Hoy increíblemente hoy
Buenos Aires
perdió un flaco gorrión de aroma,
un rostro arrugado
colmado de poesia tango,
un porteño sin igual
remonto vuelo
lleno de esquina,
dejándonos un mundo
creado con tinta y amor
de sudor porteño.
Hoy increiblemente hoy
el Flaco Aroldi
se nos fue de la vida,
para sembrar entre las estrellas
poesías con aroma a Buenos Aires.

miércoles, 15 de marzo de 1978

TIEMPO PARA VOS Y MIS AMIGOS.

Prologo:
             Osvaldo Luis Hermida, con éste, su primer libro, comienza a transitar el arduo y doloroso camino de la poesía y lo hace con fuerza, con una lágrima escondida en cada letra, con la mano tendida al amigo y por sobre todo, con un gran amor a Buenos Aires, a sus barrios y sus plazas, descubriendo sus misterios y su esencia para transformarlos en poesía.
              El tiempo es uno de los temas que más preocupa al joven escritor. esa atadura que tiene el hombre a la manecillas de un reloj y que con tanta exactitud describe en  " Duración Limitada " y      " El Bobo de Retiro ".
             Encontramos un Buenos Aires de siempre en " Entretiempo" , nos emociona con la ternura de  " Don Diego " y con mágica vocación nos descubre las cosas sencillas y la amistad profunda en
" Picapiedras ", " Yo soy del Barrio " y  " Mi Amigo Charly " y el lírico realismo de  " Café La Paz ".
             Tal vez a éste , su primer libro, pueda faltarle la perfección que dan los años de oficio, pero no debemos olvidar: " Los poetas no se hacen; nacen! y Osvaldo nació poeta.
              Con  " Tiempo para vos y mis Amigos "  surge para la poesía una voz nueva llena de sentimiento que irá perfeccionándose hacia un futuro meritorio.

                                                                         
                                                                                                Norma Lainez de Sandes.










LA PRIMERA  PAGINA.     ( solo para vos )

Ahora sí
comprendo, te comprendo.
Eras una niña.
Tú temprana adolecensia
la vestías de rosa furioso.
Junto al amparo de tus padres.
Hermosos  días de gran felicidad,
secundaria, nuevos amigos,
rutina estudiantil, etapa del acné
comenzaron a abrir tus ojitos.

Escondiste, no sé en qué rincón
de algún placard, aquel muñeco grande que
durante años acunaste  entre tus brazos.
Desnuda frente al espejo, soltaste las colitas
para dejar tu suave cabello rubio ala viento.

Entallaste las camisas y remeras,
jean ajustados y gastados empezaron a acompañarte.
Así, contenta y feliz, fundiste mas tiempo
con otra visión de los días fuera de tu hogar.

Tu idilio comenzó a caminar por las calles
y a pasar nuevos umbrales para moverte al ritmo
de la música,  los nuevos hits, comenzaron a girar
en el living de tu casa, elegiste la moda, elevaste
el sonido del pasadisco, cuando el romanticismo
en treinta y tres, inundó las horas
cambiando tus horas.
Necesitas compartir el polen de rosa,
ya no eras semilla.

Comenzaste tu inconsciente revolución ,casi lógica;
el choque de la puerta de tu casa, hacia adentro.
Quizá no te comprendieron
o no te hiciste comprender.

Descuidaste deporte, relación padre hija,
tiraste cuatro años de estudio;
comenzaste un periodo de contradicción;
creíste tener la verdad en la mano,
chocaste con un almanaque,
agresivos, tirantes, se fueron complicando
tus jóvenes días.

Lo buscaste a él.
Te sentiste flor sin mariposa.
Te costo y cuesta entender que no estaba
como esperabas, si lo hizo, no supo como encontrar
el camino y ayudarte.
No quiero pensar por qué, se van las mariposas
cuando llega el frío.

Revolviste el placard, encontraste aquel muñeco
que tenias olvidado; abrasaste como nunca la soledad.
Tus pupilas se  inundaron en un laberinto.
Volviste al espejo, te encontraste sola.
Pero tu orgullo fue mayor;  el color de tus días fue
rosagris, cambiaron tus proyectos;
quedaron atrás tus propios ideales.
Te diste cuenta , que el hoy no es joda, que los
adoquines sudan detrás de nuestro andar
y la gente es como la rosa, hermosa pero con espinas.
Te sentís triste, pensas que haces mal a todo aquel
que se te acerca. Tenes miedo.
No querés o sí . . .
Pero te cuesta, ahora brindarte al prójimo;
lo alejas, sin conocerlo, y te llenas la conciencia
de cargos sin sentido concreto.
Pero tu rostro tiene ganas de brillar
de mirar de frente al sol.

" Vamos ,fuerza piba"

Alguien quiere verte reír y  llorar pero de alegria,
encontraste, sin querer la persona
que sin saber nada de vos terminó de confundirte,
hoy, cree conocerte, cree en vos y quiere comenzar
a compartir una nueva vida, te tiende la mano
el corazón, la palabra de amigo, pero.
Esa persona se siente en deuda con vos
por haberte confundido al no conocerte y confundirse.
Pero tiene las mismas ganas de hacer y vivir que vos;
se enamoro de Buenos Aires, de las rosas aunque tengan
espinas, de su profesión y de sus poesías, ama a los
amigos, llora y ríe cuando llegan o se van y
aprendió a amar a los niños y lucha
por ayudarlos a reír.

Pero más de una vez se aturde, se siente incomprendido
pero sigue el camino, levanta la cabeza y lucha
por esa meta que un día se fijo, porque comprende
que existiendo pibas como vos,
no está solo en medio del camino.
Por eso hoy te dice simplemente:  vamos,
te ofrece su mano, su amistad y te escribe
está humilde poesía , la que quizás ,algún día
encabece es su primer libro;
la primera pagina.




SUEÑO REO.

Me sentí convertir
en el pan de cada día
que necesitabas , mujer;
logré ser el agua
para que calmes la sed.
Transforme mi cuerpo
en fuego;
te brindé
la temperatura
agradable del anochecer,
cuando te sentí
arrullada por  una poesñia
mi piel
era la tuya,
me amabas.

Pero, el bobo;
me llamó a laburar.



DURACIÓN LIMITADA.

Tiempo el que creó el hombre
para inventar el reloj
que, luego lo dividió
en segundos y minutos;
formando días, semanas
meses, años y hasta siglos;
y, sin querer nos ató
a una máquina infernal
que, nos sigue sin parar
controlándonos la vida;
tiempo el que creó el hombre;
sin calcular;
lo que hacia.



TIEMPO DE TANGO.

Tango,
tango que naciste
un día
de milonga, candombe
y habanera.

Tango;
tango de guapos cuchillos
de sueños de un día
al compás del querendón
sonido del bandoneón.

Yo sé, tango
que le hiciste mal
al guapo y a la Mireya,
en tu decir,
en tus letras.

Pero sé, tango,
que con sus pies al compás
triunfó ese amor,
amor de poesías
entre pobreza y tristeza.

Tango
que marcaste clases,
que rompiste sociedades
y llamaste a la puerta
del mundo un día
como un señor: Señor Tango.

Tango
a veces amor de un día.
Tango amor de ayer,
tango amor,
amor de siempre.


MÍA.

Ya pasaron mas de mil lunas
y la ronda de estrellas quieta está:
nubes de lágrimas llenan hoy
el tiempo mío, cielo azul.

Lloraremos desde ayer,
el futuro será hoy;
tiempo el que nos correrá
para mañana ser feliz.

No llores mía , mas hoy,
que mañana reirás.
Estaremos tú y yo:
lloraremos la felicidad.




PROTESTA.

Pensó usted
qué sería de un camino
sin un puente?
podría ser,
pero . . .
que sería de un puente
si no tuviera camino?
puente, progreso
qué haría si derrumban su hogar
para construir un puente
se enloquecería, sería en vano;
el progreso lo exigiría.
Libertador, avenida importante,
y General Paz ,se ubica.
Puente, mole de hormigón,
facilita la circulación del transito
y nos pone  a nivel mundial.
Bárbaro, progresamos, y ,no pensó usteds
que nos quitaron la mitad de nuestra escuela
esa que, forma año a año
jóvenes técnicos que egresan
para el progreso del nuevo mundo.
Claro ya se lo que pensó
egresan y, derrumban, construyen, ponen y
sacan cables, reforman  y tiran motores:
quizás pensó lo justo.
Pero a nosotros el progresó, nos dedjó
media escuela y . . . con esfuerzo
estudiando en los pasillos,en medio de
la gran obra; salimos adelante, logramos
la escuela que necesitábamos, poniendo
el hombro todos.
Y usted . . .  todavía esta protestando?
o  . . . pensó en nosotros.




BUENOS AIRES ;  Hora Veinticinco.

Quiero pasear,
quiero esta noche;
agotar el tiempo
parar los relojes
y con ustedes quiero;
mis amigos caminar
por las calles
de mi hermosa Buenos Aires.

Remontar el Obelisco
cantar en sus plazas
y no llorar,
navegar en risa
la bella Corrientes
hamacarme del semáforo
de Córdoba y Callao
y volar en auto, sobre
la simpática Florida
y no soñar.

Vengan vamos, sembraremos amistad
cosecharemos amor, la mentira
será un sueño, la maldad no es verdad
creer es la realidad, quiero cantar.

Quiero esta noche; que
no termine nunca, porque no comenzó;
tomarte de la mano y  . . .
sonar con vos.




AMÉRICA, VOS Y YO


Un día, dos, diez , mil;
anoche no pude dormir.
Tener miedo, luchar el día por los mil.
Callar la noche, querer seguir.
Por América, por vos
y mis ganas.
Tengo las manos vacías, pero
quiero . . .
que?
Estoy solo? .No
estas vos, quiero, pensar que sí.
Y; sobre toda la bronca, mi amor,
a las dos.
Qué inconsecuencia encontrarnos
siendo los dos tres tan jóvenes;
ustedes hiperstáticamente
al borde del vacío.
Yo,
buscandolas ,como apoyo;
para mi equilibrio.
entre petroleo, lucha
y política en desorden,
un blue jean gastado y aquella
blusa azul, detrás del mostrador.
Buscar ser consecuente,
encontrar el día, romper el pánico
absurdo que, no nos une,
y ; pelear por las dos,
hasta, escribir con sangre;
no serán más de mil,
será mi vida.




UNA LAGRIMA MAS.

Encuentro,
encuentro de hoy
recuerdo de ayer.
Música argentina
que perdió el hippie
y formó hombres.

Todos por una idea
o por otra;
por un sentido común
nos reunimos, llovizna y frío:
música nacional, era nuestra meta.

Guitarra, bombo, batería,
violín, bandoneón, piano
y manos argentinas,
hicieron caer una lágrima
un aplauso, un volver a vivir.

Esos años de cabellos y barbas largas
de conocer y querer saber;
eso que hoy, alguien pensó
en un tiempo no perdido,
nos reunió, y logró,
Encuentro ¡

Sin rivalidades
con sentido común
y un solo ideal;
la musica, y sobre todo,
Música, Hombres, talentos
e  inquietudes Argentinas.

y una lágrima.




TU ROSTRO.

Una gotita pequeña
tan dulce, tan tierna
o tan llena de dolor;
que broto sin darte cuenta
y en la cual me fije yo.

No llegó a bañar tu rostro
tan sublime pequeñez,
pero gritó tantas cosas
que brotaron de tus ojos
y, quizás imaginé.

No fue lágrima perdida;
algo, traía detrás,
un recuerdo,una alegría,
quise mirarte y llorar,
tú escapaste; yo callé.




YO SOY  DEL BARRIO.

Gardel le cantó a Corrientes;
Quinquela pintó la Boca;
y, yo le escribo a un barrio
que llevo en mi corazón.

Lo confunden con un puente
que, cerca, tiene su nombre;
le escribo a Saavedra amigos
y a la calle Del Tejar;

a los parques, al alumbrado
y  . . . al progreso de este barrio;
que dejó el adoquín
y  . . . perdió la plazoleta
para formar con sudor
la avenida Del Tejar.

En ella tengo mi amigo
mi noche, mi boliche;
donde ,sueño  día a día
y lucho por el progreso.

Producto de un barrio verde
lleno de plazas y parques
poblado de vecinos
de trabajo y amistad.




TIEMPO DE VOLAR.

Ayer fui gaviota, y supe volar;
y desde muy alto aprendí a mirar
a conocer la magia que dejó al pasar
cuneta y baldosa sin saber mirar.

Ayer fui gaviota y supe apreciar,
del campo del trigo lo que es natural
y en cada ruidito comencé a escuchar
el mágico canto que dejó al pasar.

Ayer fui gaviota y aprendí a llorar
por el niño descalzo que miré al pasar,
y sentí la bronca esa de volar,
habiendo tanto trigo, ni un grano le dan.

Ayer fui gaviota y, me pude posar
en cada ventana de mi sociedad
vi mesas burguesas, vi pan sin mojar
me cerraron la puerta, me ofrecieron pan.

Ayer fui gaviota, hoy creo que no
quizás me despertaron, quizás no soñe
pero mirando el cielo anhelo volar,
como la gaviota que sabe llorar.




TIEMPO DE SOÑAR.

Rubia y de ojos tan claros
en los brazos de mi amigo,
te soñé mi dulce niña
y no sé si serás mía.

Tú cabello tan hermosos,
tú rostro toda dulzura
tus ojos son de ternura,
hay, mi hija qué locura.

 Yo te sueño, con los quince
o de frente en el altar;
con un título en la mano
hay mi hija tú serás.

Rubia y de ojos celestes
en los brazos de mi amigo;
te soñé mi dulce niña
algún día serás mía.



AMIGO CHARLY.

Recordarte, cómo no hacerlo;
si estás presente en cada adoquín
sudado, que por Nuñez dejo atrás,
los sábados de madrugada, desde
el bajo, hasta mi esquina.

La esquina, que seguirá siendo
nuestra esquina, aunque tú no estés,
amigo Charly, como no recordarte,
si estas en cada gool, que grita
furiosa  . . .  La Boca, y en ese aroma
de suelas gastadas que todos los
mediodías hacen sudar a Plaza Lavalle.


Si me parece verte, en el canto desesperado
de Lito en el Pueyrredón, o ;
protestando en un llanto, esa noche
tan injusta un día en Plaza de Mayo
que  . . .


Como, no recordarte, si eras esa
cucharadita de alegría , que endulzaba
el mate los domingos de dibujo.


Amigo Charly, falta tú consejo,
extraño tú palabra, todo vos;
falta en momentos dificiles; pero
está tu recuerdo, tu figura:
en cada café y en cada gorrión,
y en amanecer de hoy y mañana
como lo hiciste ayer.




PICAPIEDRAS.

Porque sos un gran amigo
de tantas noches pasadas,
hoy te escribo y perdoname
por tantas y tantas veladas.

Tus paredes me escucharon,
y, mi secreto guardaron,
tu mesas me hicieron hombre
y, a soñar en madrugada.


A tu amparo Picapiedras
conocí mas de un amigo
fuiste fiel, te lo agradezco,
pero, de vos, no sé nada.

Conociste mis amores
los domingos por la tarde
y, un sábado por la noche,
yo, te presenté mis padres.

Te agradezco lo que dejas
noche a noche, en mi café,
note puedo pedir más,
sos un amigo, que calla.



ESTABA Y MI SOLEDAD, NO TE VIO.



Por las noches
también tiene su encanto
este Benito de Palermo
donde tantas veces
dije  . . . te quiero
en un banco, entre arboles
rosas espiando y . . .
licuadoras rondando, buscando
enganchar un gil.
En este espejo del lago
donde a la luna le hablé
encontré té rostro un día
pero , el  sol me lo robó;
entre botes, niños , globos
y ,el mateo que pasó
se llevaron el domingo
tras, el susurro del tren,
que pasa, casi rodeando
al ciervo que indiferente;
nunca lo esta mirando; ya que:
cauteloso espía,
la hermosa puesta del sol
para que la plateada luna lo haga
brillar de esplendor;
cuando el puentecito queda, solo;
sin niños corriendo, a esperar;
a esa pareja;
que se encuentren en un beso
y se descubra el amor.
San Benito de Palermo, tus bosques
nunca estan solos, pero . . .
ayúdame, esta noche que,
soy yo,
el que está solo.


TAMBORINI Y TRONADOR.

Cuánto volamos , Horacio;
los bullicios dónde están
que acompañaban la esquina,
nuestra esquina, te acordas.
Allí nació con nosotros
nuestra primer ilusión,
la primera novia, el amigo;
todo eso dónde esta.
Por senderos diferentes
nos dividió el destino,
nostalgias quedan ahora,
recuerdos, melancolías.
Pero nosotros estamos
por diferente camino
recordándonos que un día
sentados frente al buzón
presentíamos que el tiempo
tomaría decisión.
El tiempo nos jugó rápido.
quizás , el año que viene
tu novia ya sea tú esposa.
Quizás el que te habla Horacio
siga un loco enamorado
de todo lo imposible
que, en mi vida se ha cruzado.
No quiero hoy perder lágrimas
ni que las pierdas hermano,
sólo quiero que esta mesa
sea testigo que, un día
brindamos por ser amigos
aunque el furioso destino
nos separe por la noche
y no haya otra velada.



MI PEQUEÑO MUNDO.

La cama tendida.
El piso, encerado.
La tinta en su estante.
Las escuadras guardadas.
Mi máquina de escribir
prolijamente tapada.
El tablero en su lugar.
Los libros, lomo a lomo acomodados,
el placard cerrado.

Mamá pasó por aquí.

La silla y el escritorio
están congelados, todo está listo;
la radio desconectada y el cenicero vacío.

Refleja el sol las paredes.

Todo espera la hora del calor y el desorden
aguardándome, para juntos vivir mi  cuarto.
Llego y cierro la puerta.
Comienzo a vivir mi mundo.
Conecto la radio vieja a válvulas y el susurro
me empieza a acompañar; intercambio la ropa,
desprolijo la cama, Se movió la alfombra
se ensucio el cenicero, bajé un libro para
leer una poesía y comienza a confundirse
el aroma del aerosol perfumado con el del tabaco.

Chinche a chinche ,ocupo con algún proyecto
el ya no frío tablero, comienzan a subir y bajr
la regla te y las escuadras, intercambio escalímetro
gomas, lápices, sacapuntas y punta tras punta
plantilla a plantilla, se va poblando el  tablero
abriendo cajones del escritorio y de los estantes
del placard, que ya tiene; sus tres puertas
abiertas de par en par. 

Pasa el tiempo, los cigarrillos;
no sé que hora es, aquí me siento libre.
Ocupo la máquina, le escribo a Buenos Aires
a  mi barrio, a mis amigos,
te escribo y te pienso a vos.
Me siento vivo, mas libre que nunca
apretando teclas y creando letra a letra,
palabra tras palabra, todo lo que me rodea
en poesías, soy libre entre cuatro paredes.

Espero detrás de la ventana
la llegada del sol, en noches de mucho teclado
y , a veces lo veo ponerse entre el ruido de los
niños que pelotean bajo mi ventana.

Y . . .
cierro mi mundo
apagando la luz del tablero,
bajando la persiana, desconectando la radio
y trato de dormir
pensando ya, en el mundo que vivo fuera
de mi cuarto, el cual comparto;
a diario con ustedes.



TIEMPO DE NIÑOS.

Vengan niños¡
vengan  todos,
aquí está mi invitación,
en mi casa jugaremos
sin conocer la traición.

Vamos venga¡
no habrá sopa
pero tendrán correr,
jugaremos a la mancha
sin olvidar el deber.

Pintarán de mil colores
los más hermosos dibujos,
yo arriba de una pluma,
los llevaré hasta la luna.

Despacito, despacito
conocerán a un señor,
que jamás olvidarán;
vengan, yo se los presento
su nombre, abecedario.

Y combinando sus letras
comenzarán a escribir,
será un juego divertido
tal vez les cueste entenderlo
pero nunca lo olvidarán.

Vengan vamos
que en mi casa
mil amiguitos tendrán,
jugaremos a los números
y pronto sabrán contar.

Con el tiempo amiguitos
mucho me recordarán,
seré el comienzo
de algo nuevo, y mañana
volverán.




TIEMPO DE VIVIR.


Cómo naciste mi  vida
que me haces tanto sufrir,
cuándo llegará el día
en que me sienta feliz.

Gracias por nacer, vida,
y por hacerme hacernos sufrir,
si luego de ese mal rato
uno ve mejor el sol.

Me enseñaste un día a no verlo
pero el llanto inundó mis pupilas
y no pude
ver las estrellas.

Luego de la tempestad
te comprendí, vida
comprendí el sufrir, el dolor
y comencé a ser feliz.

Hasta en el ruidito
de las baldosas flojas
salpicando la lluvia
y comprendí, mi vida
la vida, ti vida.




CAFÉ  " LA PAZ " 


En los ojos, la tristeza
de querer y no poder
en sus manos tres ramillos
de rosas rojas como su piel.

Rojo de frío
triste y descalzo
pero, con ganas de comer.

de quinientos o de mil
son sus billetes
que cuenta apurado para comer.

Un mozo te esquiva;
alguien te desprecia.

Niño descalzo, rojo y cansado
ven a mi lado
vamos a comer.

Me cuentas tu vida, tus ambiciones
eres un hombre a flor de piel.

Niño florista
que ambulas el centro;
- anda, duerme ahora;
yo, ya no podré
pensando ; porque.




CHAU FLACO.

Hoy, increíblemente hoy
Buenos Airess
perdió un flaco gorrión de aroma
un rostro arrugado
colmado de  poesía tango.
Un porteño sin igual
remonto vuelo
lleno de esquina.
Dejándonos un mundo
creado con tinta y amor
de sudor porteño.
Hoy increíblemente hoy
el Flaco AROLDI
se nos fue de la vida,
para sembrar entre las estrellas
poesías con aroma a Buenos Aires.




ME ECHARON DEL MUNDO.

Un dá
no sé ni cuál
me detuve a pensar;
pensé al amigo
a los padres, a los hijos.

Ese día
desperté y recordé,
las guerras; el hambre
la mentira, el odio
y la maldad.

Esa hoja de almanque
la pensé, la analicé
lloré al amor;
ajusticié la justicia
y grité libertad.

No sé que día
pensé en vos,
en mis hermanos
en la humanidad
y grité mas fuerte.

pero ese día
no sé que día
no pensé cual;
ustedes,
me echaron del mundo.




IMAGINACIÓN.


Toda la gente comenta
y también comento yo ;
comentó todo mi barrio
y no sabemos quién es.

Tiene silueta  de duende
o la de un ángel quizás;
será de otro planeta
qué brilla tan singular.

Miremos ,esta en la plaza
sentado en el bebedero
brillando de mil colores,
sabremos quizás quién es.




VOS DIRÁS.


Ayer le escribí al amor.
Ayer te escribí mi amada.
Ayer soñé que soñaba;
y al despertar tú no estabas.

Hoy le escribo a mis amigos
a mis noches al olvido;
le escribo al barrio querido
a las flores, al dolor.

Soy amigo de la vida,
enamorado del arte,
ayer supe dibujarte,
hoy, tendría que estudiarte.

Y, mañana ,vos dirás
si llegas a estar conmigo
si te escribo, o; no te escribo
o; te trato de olvidar.




TIEMPO DE AMAR.

Nacido para amar
nacido para morir,
para amarte llegué la mundo
y te amo mejor
ya que, ala vida vine
y los días de los dos
lograron nuestro encuentro
como una orden de dios.

Pasarán muchos días,
meses ,años quizás,
te amaré, nos amremos
sólo el tiempo lo sabrá.

Nacido para amrte
o, para que nos amemos;
como el destino lo quiera,
nacidos para morir;
esa es la ley de la vidaa
pero . . ., la ley de los dos

te irás o me iré primero,
como lo juzgue el destino
o como lo quiera dios.




EL BOBO DE RETIRO.


Pegaron más de mil vueltas
tus espadas asesinas,
yo; te observo con temor,
tú te impones desde arriba.
De la torre que en Retiro
me recuerda a los ingleses,

Desde la lomada plaza,
y con el sol de vigía
las suelas de Buenos Aires
acompañan tú rutina.

A las ocho , a Retiro
con los minutos contados,
te miran miles de obreros , y . . .
a correr, porque, ya es tarde,

llegan las doce apuradas
y hacia la calle Florida
corriendo van a los bancos
los empleados  te miran.

Mas de un porteño,
mi amigo , te miró
y te insultó.

Pero vos, firme al trabajo,
con orgullo, y puntuación ;
nos vas marcado la vida;
! maldito invento, el reloj




RAGGIO.

Pasar por la puerta de tú casa
es dejar miles de recuerdos
dentro de una lágrima;
en cada baldosa de tus veredas,
cuesta no poder olvidar, tantos momentos
que , vivió mi adolescencia
detrás de tus libres rejas.
No fue un día, fueron años
de nuevas experiencias diarias;
tratando de compartirlo todo.
En las malas
cuando el escombro del progreso
el frío y los sacos manchados
nos hicieron sentir tan mal.
Fue entonces, cuando aprendí
que debía luchar con vos
y, aprendí a luchar.
Perdimos , poco a poco el temor
enfrentándonos a la vida;
y, me enseñaste a vivir.
Pasaron los días
las horas de clase;
comenzaste a formar, de cada chiquilin
un hombre; mientras pasaba
la terrible tempestad,
junto, a la comprensión, esfuerzo
y mutuo valor que nos unía.
Y hoy, te extraaño
y, quiero volver a vivir
los sábados de fógon, los cuartitos
los passillos, el mate y
el abrigo en las quedadas;
como olvidar todo eso.
Pero hoy;´soy el hombre , que formaste
con todo tú esfuerzo, y sólo
puedo visitarte, recordad,sentir
y, dejar caer una lágrima frente,
a tus libres rejas.




TIEMPO DE PRIMAVERA.

Estar hoy, con ustedes
compartiendo poesías,
en primavera, caminar
pensando que agosto, anualmente
se lleva el invierno y no sé
donde lo esconde.
Llegan las flores, la temperatura
ideal y ríen más sanamente los niños.
Mi mundo , cambia de color,
camino por Corrientes
la alegría comienza a penetrar
por Florida, desde Plaza San Martín,
inundando los bancos, agencias y
comercio de colores cálidos.

Este es mi mundo,
camino con Eduardo por San Telmo
sintiendo el frío de nostalgias
de casonas y angostas calles
y, veredas que vamos canjeando
por conocimientos de recovas,
zaguanes tangueriles
y, viejos recuerdos porteños
para tantas poesías mas.

Este es mi mundo, en Palermo
miro ya, sin bufanda, como ríen las flores
en el rosedal, camino con Mary
y no le digo abrigarte,
nos sentamos el domingo
al sol, en la costanera sur,
mirando el horizonte, y con el
reflejo de los colores de los autos
que circulan detrás formamos
un poético arco iris de sueños.


Este es mi mundo;
salgo a pasear en auto
por Buenos Aires nocturno.
Cambia más furiosamente el centro
y miro el Obelisco como se estira
desperezandose después del invierno
para pinchar nubes grises
que, indecisas, nos amenazan
con un poco de frío
y . . .
me río en poesías.


Mi mundo son ustedes:
mis amigos ,el beso
y me voy a laburar, vieja.

Hoy es viernes
paso por el Tortoni
a tomar chocolate con churros,
de paso, te escribo
una poesía a vos
o, tal vez, antes del  chocolate
te encuentre , compañera
ausente ,de  este, mi mundo
y mágicamente  cambies
mi mundo
al tiempo de primavera.




TIEMPO.

Yo no he muerto pero, ojo:
no falta mucho mi amigo.
Así como yo le digo
a todos le ha de llegar.
No se atemoren, no sufran,
ni comiencen la oración,
pues el día que el Señor
nos mande la invitación
nos iremos, uno a uno
al lado del Redentor.
Sin ninguna explicación
dejaremos la materia.
Nuestro espíritu se irá
cuando aquí queden sólitos,
hijos, nietos y sobrinos
que rezarán la oración
para que Pedro nos abra
las puertas y así, el Señor
juzgue los años pasados.
Pero amigo, hoy, no tema
a la opinión, del juzgado,
espérelo sin rigor,
viva, al pie de la letra
y, no dé explicación,
solo la que el Seño
nos pida en el momento
que los ojos, se nos cierren
para nuestra
elevación.




MI BUENOS AIRES.

En cada baldosa,
en cada adoquín
y el suspiro alñegre
de tu risa al viento
tienes ese aroma
con gusto a coco
y el silbido alegre
que inunda Corrientes.


Mi Buenos Aires
mi pequeño mundo.
tu progreso se escapa
de mis manos. . . como el agua
entre las copas de los elegantes árboles
que cantan, al compás de la lluvia
bailando en tus plazas.


Mágico Buenos Aires
calabaza abierta
de alegrías y tristeas
para el porteño
que, encontró en tus noches
esa palabra amiga
o ese swing de suelas
que ... a la calle Lavalle
los sábados de ida y vuelta
la quieren gastar.


Y yo
amo tus semaforos
y el color del Obelisco
si lo  miro por Diagonal,
amo tus calles, tú gente.
Por eso lloro, canto, me río
y escribo en tus calles
mis versos de amor.



CARLITOS.

Los broches irán perdiendo
la vida útil, que un día
le dieron a la madrina
y a las horas de tu infancia.
Los años que en adelante
ahora te tocan vivir,
son muy lindos amiguito,
que los pases muy feliz.
Ya tienes casi seis años,
y   la puerta abierta está,
de la escuela que a mí , un día,
me comenzó a formar.
En ella te enseñarán
a sumar y a restar;
tendrás muchos amiguitos
y empezarás a soñar.
Vivirás mil alegrías
conocerás un señor
que, con todas sus palbras
te enseñará la lección;
quizás aprendas, también,
a sufrir y a llorar,
irá creciendo tu vida
un hombrecito serás;
el tiempo quemará años
un futuro anhelarás,
vivirás la secundaria
y todo un hombre serás.

Ojalá recuerde los broches
que la madrina tenía,
cuando digas, algún día
_ mi problema no existía -
Quizás yo te diga ahora
que ni un problema tenía.
- Que linda era la infancia
pero ... que linda es la vida.




EL TEUTÓN QUE APRETÓ EL BOTÓN.


Caminé cinco cuadras,
y paso a paso, sentí que el cansancio
ya me volteaba.
Llegué a casa , eran casi las cinco
de la mañana, sentí mucho frío, pensé en vos.
Me tiré en la cama y me cubrí hasta las orejas.
Pensé en vos y, me quedé dormido.
Se fue el sol;
como se van los días del inútil almanaque
de los lunes de oficina,
tristes hombres grises deambularon por las calles;
la alegría se escondió dentro de una lágrima.
Todo fue perdiendo minuto a minuto
su propio color natural,
dejaron el canto las rosas, llego el frió;
los niños perdieron poco a poco
su sana e inocente risa, los verdes parques
comenzaron su gris transformación.
Corrí a buscarte, ya  , no me conocías, o yo no te conocí.
El canillita de alguna esquina movía los labios,
sin reproducir el mínimo de los sonidos, con un monton
de hojas en blanco debajo de su  brazo ,su rostro se
dejaba acariciar por una fría llovizna.
Comenzaron a correr los minutos, a paralizarse el tránsito
y, los semáforos se hundían en re mayor.
Volé de Buenos Aires cuando
enmudeció al perder el Obelisco . . .
Miré al Sena y la Torre Eiffel se desdibujaba , intenté
agarrarla pero  . . . era tarde, la estatua de la Libertad
ya no estaba, y solo escombros quedaban del hermoso Coliseo.
Llegué al Rin y ya desbordaba de sangre sonriente,
sentí un vacío en el pecho y caí a los pies de un hombre;
el cielo se torno negro, sentí frío y un estallido
cuando, mis ojos se congelaron ante la mirada de ese señor.




ENTRETIEMPO.


Buenos Aires, dónde estás,
se fue diciendo mi abuedlo
que extrañaba todo aquewllo
que nació en el novecientos.


Creció con los rascacielos
dejándonos como hormigas,
Buenos Aires, dónde estás
que paso con todo aquello.


San Telmo, calle Corrientes
la Boca o el Riachuelo;
potrero bolita o rango
cuanto te quiso mi abuelo.


Y, hoy te quiero yo también
porque crecí con tu tiempo;
rascacielos autopistas
tenis, rugby o el boliche.



Buenos Aires
dónde estas, se va diciendo ;
mi viejo
mi hijo, lo admirará
y crecerá con su tiempo.




LA CUNA VACÍA.


Tus maderitas torneadas
tristes de han oxidado;
fuiste , poco a poco,
perdiendo primavera;
creaste nostalgia, pena
dolor, llenando
una lágrima vacía.


Cunita vacía
llena de recuerdos,
sonajeros, sonrisas
tantos momentos felices
que detrás del viento
se han ido.


Furioso amargo destino
tú lo acunaste
con cajones de alegría
ternura y amor.
y,
en mi cuarto
hoy ;
ver la cuna vacía.




TIEMPO DE RELOJ.

Marcando el tiempo los dias
acompañan a un reloj,
el cuál se marcó sus años,
y cuentan setenta y dos.


Cansado de campanazos
que hora por hora da,
y cuidado por Don Pepe
en el living de él está.

Qué bonito, ya está viejo,
comentan las amistadas,
cuanto costo? cuanto cuesta ?
ya es una antigüedad.

Algún día dejarán
sus agujas de girar,
el tiempo seguirá corriendo
y a Don Pepe acompañarán.

Venderlo, dijeron  Pepe
mucho dinero obtendrás.
es recuerdo, un compañero,
cuando muera, parará.




DON DIEGO    ( mi abuelo )


Dura, pero feliz compañera
así, la contó mi abuelo
en sus tardes de reposo.

Embajadores con filtro, Nación
y café soluble, poca maña
bien tranquilo y encenderos sin lujo.

Me contaba de la vida
y decía despacito, _  sos un niño todavía,
esmerate en estudiar _.

Hoy lo recuerdo bajito,
por no tenerlo a mi lado
y contarle despacito, como se acerca
el dos mil.

Quizás no lo entendería
o, mil problemas se haría
al querer vivir el hoy.

Yo quisiera que viviera
sentado en mimbre en la puerta
con chancletas y un café.

Tendría 77 y desearía vivir,
conocer a  los bisnietos,
tener la nieta, mujer.

Contarte quisiera, abuelo
que termine el secundario
y ahora, puedo construir.

Que la mesa es más grande
y la alegria desborda
pues nietos, ahora somos tres.


La vida me trata dura,
pero duro , abuelo soy,
no te preocupes si aveces
derramar lagrimas vez;
uno es joven y los golpes
me irán formando mejor.


Sos recuerdo , día a día
y cada día que soy
estas presente mi abuelo;
quisiera contar con vos.




LA VIDA DESPUÉS DE LA VIDA. 


Cuando llegaste tú,
yo navegaba en una necrópolis;
esperaba el salto aterrorizado.

Tú llegaste a mí.
Salí, encontre los ángeles.
! que bella eres ¡.




QUIERO COMPARTIR MI MUNDO.

Soy yo, o son ustedes;
los que me impiden.
los que no quieren,
mi mundo compartir.

Es mi carácter o el suyo
o, es la forma de pensar;
que me aleja, día a día,
del mundo que pienso yo.

Paren el tiempo;
solo, no sé seguir
compartirlo con ustedes,
seria eterno vivir.





LA ULTIMA PAGINA.


Página tras página
fui perdiendo
la rosa y una amiga
en poesía;
hasta llegar e escribir
esto por cobardía.
Ya es tarde
me equivoqué;
llegue al desierto
buscando mi soledad
como no debía.
Escondo las palbras
fuerzas y ganas
que un día ofrecí
en una lágrima
llena de temores
y dejo dos palbras
sólo para vos.
Adiós . . . amiga.



                                   -----------------------------------------------------

Hecho el deposito que marca la ley 11. 723  bajo el número  1.440.457.

primer     edición      agosto de  1978
segunda   edición     agosto de  1986.